El presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) es elegido por la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia. La Constitución Política contempla en el Artículo 179 “La máxima autoridad del Jurado Nacional de Elecciones es un Pleno compuesto por cinco miembros:”, en el inciso 1, se especifica que “Uno elegido en votación secreta por la Corte Suprema entre sus magistrados jubilados o en actividad. En este segundo caso, se concede licencia al elegido. El representante de la Corte Suprema preside el Jurado Nacional de Elecciones”.

La Ley Orgánica del Jurado Nacional de Elecciones Ley Nº 26486 prevé en el Artículo 16 “El cargo de miembro del Pleno del Jurado Nacional de Elecciones ES IRRENUNCIABLE DURANTE LOS PROCESOS ELECTORALES, del referéndum u otras consultas populares”, sin embargo, el Artículo 18, señala “Son causales de vacancia de miembro del Pleno del Jurado Nacional de Elecciones las siguientes:”, inciso a. “Renuncia, sin perjuicio de la limitación contenida en el Artículo 16 de la presente ley”, acá viene lo interesante, en el inciso d. “En los casos previstos en los incisos a) y b) CORRESPONDE AL PRESIDENTE DEL JURADO NACIONAL DE ELECCIONES DECLARAR LA VACANCIA, dentro de los cinco (5) días de producida. En los casos restantes, la declaración de vacancia corresponde al Pleno del Jurado Nacional de Elecciones, dentro del término de treinta (30) días”; conclusión un candado para que no pueda renunciar o ser vacado.

Era con apego constitucional, abocarse al Artículo 178 de la Ley de leyes, “Compete al Jurado Nacional de Elecciones:”, inciso 1. FISCALIZAR la legalidad del ejercicio del sufragio y de la realización de los procesos electorales…”, inciso 3. “Velar por el CUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS sobre organizaciones políticas y demás disposiciones referidas a materia electoral”. Cosa que el JNE no ha cumplido.
Sin embargo, la bancada de Acción Popular (AP) presentó la Moción de Orden del Día No. 14479, “para que el pleno debata y plantee como una exigencia que el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Luis Salas Arenas, renuncie inmediatamente a su cargo”, pero los congresistas se olvidaron, que la ley del JNE impide que alguno de sus magistrados “renuncien” durante un proceso electoral.

El absurdo documento, firmado por diez integrantes de la bancada de AP, incluye a su vocero Franco Salinas, plantea esto al considerar hechos que “afectan seriamente la pulcritud, independencia, idoneidad y transparencia” del JNE en el marco de las elecciones generales.
Lo que es inverosímil y demuestra una orfandad jurídica y constitucional, es que la moción se sustenta en que, “los congresistas de Acción Popular toman en cuenta una campaña difundida por redes sociales que busca recolectar firmas para exigir la renuncia de Salas Arenas por haber defendido a terroristas y por su poca (nula) imparcialidad durante el presente proceso electoral. “Se ha permitido la elección de candidatos al Congreso de la República vinculados al Movadef y Sendero Luminoso; petitorio que, a la fecha, ya tiene cerca de 60 mil firmantes”, destacan los legisladores.

Solo como dato Change.org no tiene ninguna validez constitucional y jurídica no solo en el país, sino en el mundo.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.