Max Obregón Rossi, ex decano del Colegio de Periodistas del Perú (CPP), ha denunciado a través de sus redes sociales que se encuentra preocupado por “el abandono a quienes participamos en el experimento de las vacunas chinas, hace semanas inicié una campaña para que el gobierno alcance una satisfacción y cumpla con su compromiso de abrir los ciegos y vacunarnos en caso hubiéramos recibido placebo (un tercio). Mi preocupación se acrecentó al conocerse que otro tercio recibió la vacuna Wuhan, la cual -ahora nadie desmiente- es ineficiente”.

Sostiene que el Gobierno de Francisco Sagasti permanece en un silencio cómplice y que varios voluntarios se estén contagiando y otros han fallecido; lo increíble de este hecho es que no se les permite conocer siquiera quiénes recibieron placebo, o las vacunas de Wuhan o Beijing.

El ex decano agrega que: “Con mi pareja es peor. Ella también fue voluntaria. Al trabajar en el sector salud, y por ser parte de la primera línea, estuvo programada para recibir su primera dosis en febrero. Faltando 48 horas le llamaron y le dijeron que en el experimento le tocó vacuna por lo que no era necesario una nueva. Lo lamentable es que, después de meses de insistencia, hace diez días le confirmaron que recibió la de Wuhan, o sea la que no sirve y, por tanto, perdió su turno y oportunidad de inmunizarse”.

Tales justificadas denuncias reflejan el sentir de millones de peruanos y que solo reclaman solución al Poder Ejecutivo, pero este se mantiene imperturbable.

Obregón Rossi lamenta “que dos colegas a quienes respetaba mucho como Violeta Pinto y Abraham Lama, no hayan tenido un mínimo de empatía por quienes sufrimos esta pandemia e intenten limpiar a quien creo es el principal responsable de que lleguemos a este punto. Comentarios como “él no es responsable”, “denúncialo ante el Defensor del Pueblo”, “la OMS debe responder por lo que pasa”, solo demuestra que las amistades políticas están sobre realidad”.

Este es el drama del hombre de prensa y de miles de peruanos ante la ineficacia e ineptitud de un gobierno mitómano.

Estoy contigo Max, saldrás de ésta hermano, fe en Dios y en la gente que realmente te quiere.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.