Eso es terrorismo

Violentas manifestaciones se han apoderado de Lima logrando generar el caos y desconcierto en la capital, los protestantes que salen en defensa del golpista Pedro Castillo, que vienen de diferentes zonas del Perú, han amedrentado contra la Policía Nacional atentando contra la vida de los efectivos.

Los vándalos que hoy exigen cosas, que no tienen sentido en muchísimos aspectos, han desestabilizado a la sociedad capitalina, además de destruir patrimonio público como las principales calles y avenidas de Lima, de igual manera, provocaron un incendio que terminó destruyendo una casona cercana a la Plaza San Martín, donde se hallaban estos «huelguistas».

¿Por qué llamo terrorismo a esto que está sucediendo en Lima?

Simple, como el concepto que la Real Academia Española le da a la palabra: «Actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos», eso es lo que han generado estos delincuentes que vienen causando zozobra en la población.

Y, para variar con estos terroristas, pretenden culpar a la Policía de todo esto, amparándose en el único fundamento bananero que los podría respaldar, culpar de todo al fujimontesinismo, porque para los zurdos que hoy salen a marchar, los personajes idóneos son quienes representan sus ideales; y en el Congreso, absolutamente dejan mucho que desear.

Para colmo, estos «representantes» de la izquierda hacen válida la ilegal toma de la universidad más importante del Perú y por si fuera poco, le llevan víveres a quienes para ellos “son unos valerosos estudiantes que defienden la democracia”.

Personajes de la izquierda bruta y alienada como Sigrid Bazán, Isabel Cortez, Lucía Alvitez, entre otros salen con su discurso irrisorio de culpar al gobierno por los muertos que al final son responsabilidad de los mismos azuzadores, y quienes son estos, pues los mismos que mencioné al inicio de este párrafo.

Radicales como Bermejo y Cerrón en Twitter incitan a la población a marchar y exigir cosas inconstitucionales y culpando a la Policía por cumplir su labor, resguardar el orden público. Hasta el momento no hay muertes en «La Toma de Lima», pero ni bien haya uno, Dina Boluarte y la justicia deben ir contra los instigadores de esta violenta protesta que desde el día uno ya está tornándose caótica.

Todos estos personajes hoy se golpean el pecho «defendiendo a los manifestantes», pero cuando se tratan de marchas en contra sus gobiernos y hay muertes no dicen nada, absolutamente nada, cual Shakiros, ciegos, sordos y mudos.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.