BLOG ECONOMÍA EN CASA

La balanza comercial es uno de los indicadores económicos más importante de un país fundamentalmente porque registra el intercambio de mercancías, que realiza una economía doméstica o residente (Perú) con las economías del mundo (sector externo). La interacción de una economía local al vender o comprar mercancías con el sector externo se le denomina intercambio comercial o comercio de doble vía. Por lo tanto, nos debemos de preguntar ¿A qué se debe la importancia de la balanza comercial en la economía de un país? La respuesta es que el saldo favorable o desfavorable del resultado comercial nos señalaría si la economía nacional gano o pierdo divisas al intercambiar mercancías con los mercados internacionales.

Para definir la balanza comercial debemos tener en cuenta sus dos componentes la exportación e importación de bienes. En el primer caso la exportación de bienes son las ventas de mercaderías del Perú a los mercados externos o socios comerciales (China, EE. UU, Unión Europea y otros) y en el segundo caso la importación es la compra mercaderías de Perú que provienen del resto del mundo o sector externo. Teniendo conocimiento de los componentes de la balanza comercial se puede afirmar que el saldo de la balanza comercial es el resultado de restar a la exportación de bienes la importación de bienes. Es importante señalar que cuando se exporta mercancías al mundo se reciben divisas y cuando se compra mercaderías del mundo egresan divisas de la economía.

En el contexto del comercio internacional el escenario favorable para la economía peruana es la ocurrencia de superávit comercial (La venta de mercancías del Perú al sector externo sea superior a la compra de mercancías realizadas por el Perú a las economías del sector externo). Significando que nuestra economía al intercambiar mercancías con las economías del sector externo experimente una ganancia de divisas, aumento de RIN y ahorro externo con efectos positivos en el crecimiento económico.

El escenario pesimista de una economía abierta al mundo son los déficits comerciales que acontecen cuando las economías domésticas adquieren mercaderías del mundo (Importación) por un valor monetario mayor a la venta de mercaderías de una economía local al sector externo (Exportación) generando egreso de divisas. El déficit comercial si es concurrente en una economía no es sostenible porque disminuyen las RIN, ahorro externo negativo, y financiación del déficit comercial con deuda pública o privada.

Economista y catedrático Juan Morales Romero.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.