Estamos a punto de cumplir un año desde que nuestro país inició «oficialmente» la lucha contra esta pandemia del covid 19, y ya a estas alturas se ha tenido la oportunidad de reflexionar sobre muchos aspectos de la vida y sus experiencias, como el valor de la familia, las sinceras amistades, la calidad del tiempo que invertimos, entre otras cosas que ocupaban nuestros espacios en la antigua normalidad.

Pero otros aspectos que también nos hace ver esta nueva situación son las grandes brechas que aún existen en distintos sectores. Brechas que tienen años de historia en una burocracia administrativa y funcional crónica que, por supuesto, trata de resolverse sobre la marcha, aunque eso no signifique que pueda arreglarse de la noche a la mañana.

Sin embargo, hemos tenido señales positivas de solidaridad, cooperación y derroche de innovadoras ideas para ponerse del lado del batallón que lucha en esta guerra, y procede de los privados.

Sobre ello es necesario recordar que hay historia. Así llama a la memoria tan solo
los últimos sucesos donde ese sector privado, ese que mueve el motor de la economía fue aliado estratégico en un terremoto de Ica en el 2007, o en el fenómeno del Niño costero del 2017.

Hoy, esos privados trabajan de Hombro a Hombro con su propio gabinete multisectorial, colaborando en cada aspecto social, dando la talla junto al público para juntos ser parte de UnaSolaFuerza que lucha contra el covid 19.

Así, el privado a través de sus distintos rubros dicta cátedra sobre el trabajo en equipo, y con su organización ha logrado sumarse al público para oxigenar vidas, tender puentes y construir oportunidades.

Es bueno reconocer que aún hay parte positiva. Aún hay muchos valiosos y honrados, cuya presencia se siente como de un alentador y coach que no sólo mira de afuera, sino que se pone dentro de la cancha para sumarse a la lucha, y es ese privado que viene con respuestas como un «cuenten con nosotros»; «vamos adelante»; «hay que poner el hombro» cuando se trata de convocar a la selección para seguir salvando a más peruanos.