Por Juan Morales Romero

El Presupuesto Público es uno de los principales instrumentos de la política económica de un país que reflejan las fuentes de ingresos fiscales (Ingresos tributarios, no tributarios e ingresos de capital) que financiaran los gastos del sector público (Remuneraciones, compra de bienes y servicios, gasto de capital, transferencias y gasto financiero). La institución pública encargada de su elaboración es el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la aprobación se realiza en el Congreso de la República y la ejecución del Presupuesto se encuentra a cargo de los distintos niveles de gobierno (Nacional, regional y local).

La importancia del Presupuesto Público radica en que se debe encontrar equilibrado significando que los ingresos fiscales deben ser idénticos a los gastos fiscales (Equilibrio fiscal). Es decir el estado debe gastar según sus ingresos fiscales para evitar el financiamiento del Presupuesto Público con endeudamiento vía emisión de bonos soberanos cuyos intereses deben ser pagados con recursos públicos provenientes de la recaudación tributaria y que es el dinero captado como impuestos derivados del esfuerzo productivo de todos los peruanos.

Los Ministros de Economía y Finanzas son los responsables de mantener equilibrada las cuentas fiscales es por esta razón que se presentan en el Congreso de la República a fin de sustentar el Presupuesto Público buscando una mayor calidad del gasto fiscal y una mayor eficiencia en la obtención de ingresos fiscales que permitan obtener los recursos tributarios necesarios para evitar los déficits fiscales que conlleven a niveles de deuda pública que en el mediano plazo afecten la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Si los ingresos fiscales en el Presupuesto Público son menores a los gastos fiscales se incurre en un déficit presupuestario o déficit fiscal que se financia con la emisión de bonos soberanos globales que son adquiridos por acreedores externos y que significa para el país pagar los intereses y el principal de los bonos emitidos a los poseedores que se encuentran en los mercados internacionales. El financiamiento del Presupuesto público con deuda no puede ser realizado unilateralmente por el Ministerio de Economía y Finanzas tiene que ser autorizado por el Congreso de la República a través de la aprobación de la Ley de Endeudamiento del Sector Publico existiendo una responsabilidad compartida de financiar el Presupuesto con deuda pública que significará en el futuro destinar mayores recursos del estado a pagar el servicio de la deuda pública externa.

El Presupuesto Público es en realidad una tarea de todos de las familias, empresas y gobierno, pero también es responsabilidad del Parlamento de no promover más gasto fiscal en circunstancias donde se experimenta una caída significativa y drásticas de la recaudación tributaria producto de la recesión que viene experimentando la economía peruana caracterizada por desempleo y paralización económica de las empresas quienes son las fuentes de ingresos fiscales.

Las medidas o propuestas de ley del Congreso de la República deben tener como premisa el equilibrio fiscal, iniciativas legislativas que reactiven la economía, amplíen la base tributaria, promuevan la actividad empresarial y el empleo que son los pilares de los ingresos fiscales y evitar propuestas de ley que incrementen el gasto público, el déficit fiscal y la deuda pública.