La periodista de Canal N Stefanie Medina fue perseguida por un grupo de simpatizantes de Perú Libre (PL), luego de un mitin en Ayacucho. Medina compartió un video en donde se le ve correr junto a su camarógrafo de partidarios de Castillo molestos con el desempeño de la prensa que los insultaban con banderolas de Perú Libre. En la grabación se observa que efectivos de la PNP tuvieron que intervenir para evitar que se produzcan agresiones.

“El candidato Pedro Castillo tiene el derecho a opinar lo que desee sobre los medios de comunicación. Pero no considera que al decirlo frente a miles de personas, las azuza, y a quienes agreden son a los reportamos sus actividades. Es a nosotros quienes insultan y golpean”, escribió la periodista.

Más temprano, Castillo aseguró que tienen información que darán a conocer sobre cuánto ganan y quién paga a los conductores de los programas de televisión.

Es toda una vergüenza que el Colegio de Periodistas del Perú, la Federación de Periodistas del Perú o la Asociación Nacional de Periodistas del Perú no levanten su voz de protestas e incoen las denuncias de acuerdo a ley, al amparo del Artículo 159 de la Carta Magna que señala “Corresponde al Ministerio Público:”, inciso 1 “Promover de oficio, o a petición de parte, la acción judicial en defensa de la legalidad y de los intereses públicos tutelados por el derecho”, el inciso 4 “Conducir desde su inicio la investigación del delito. Con tal propósito, la Policía Nacional está obligada a cumplir los mandatos del Ministerio Público en el ámbito de su función” y el inciso 5. “Ejercitar la acción penal de oficio o a petición de parte”.

Inclusive el Artículo 162 contempla que “Corresponde a la Defensoría del Pueblo defender los derechos constitucionales y fundamentales de la persona y de la comunidad”.

La Declaración de Chapultepec del cual el Perú es Estado Parte señala en el punto 4 “El asesinato, el terrorismo, el secuestro, las presiones, la intimidación, la prisión injusta de los periodistas, la destrucción material de los medios de comunicación, la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores, coartan severamente la libertad de expresión y de prensa. Estos actos deben ser investigados con prontitud y sancionados con severidad”.

Finalmente la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Artículo 19 “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Por lo tanto es inaceptable el continuo ataque de los simpatizantes de Perú Libre (PL) contra la prensa nacional.

Nos solidarizamos con todos y cada uno de los periodistas que vienen siendo amedrentados y solicitamos a las autoridades del cumplan con su deber de preservar la integridad física de los hombres de Prensa.

ALFREDO VIGNOLO G. DEL V.

Presidente

Fundación Ética Periodística

Lima 19 de mayo 2021