Alfredo Vignolo

Acerca de Alfredo Vignolo:

Periodista; Presidente de la Fundación Ética Periodística y Presidente de la Comisión Patriótica para la Defensa del Mar de Grau.





Ante la muerte de casi 2 millares de bebés y la incapacidad e ineptitud del Poder Ejecutivo

Debemos señalar:

La Constitución Política prevé en su Art. 1 “La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”, el Art. 2, “Toda persona tiene derecho:”, inc. 1 “A la vida, a su identidad, a su integridad moral, psíquica y física y a su libre desarrollo y bienestar. El concebido es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece”.

El Art. 7 de la Carta Magna, señala que “Todos tienen derecho a la protección de su salud, la del medio familiar y la de la comunidad así como el deber de contribuir a su promoción y defensa…”, el Art. 9, “El Estado determina la política nacional de salud. El Poder Ejecutivo norma y supervisa su aplicación. Es responsable de diseñarla y conducirla en forma plural y descentralizadora para facilitar a todos el acceso equitativo a los servicios de salud” y el Art. 11, “El Estado garantiza el libre acceso a prestaciones de salud y a pensiones, a través de entidades públicas, privadas o mixtas. Supervisa asimismo su eficaz funcionamiento”.

La Declaración de los Derechos del Niño, enuncia en su Principio IV, que “El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberá proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y posnatal”.

El Código del Niño y Adolescente, señala en su Art. I “Se considera niño a todo ser humano desde su concepción hasta cumplir los doce años de edad. El Estado protege al concebido para todo lo que le favorece”, el Art. IX, contempla que “En toda medida concerniente al niño y al adolescente que adopte el Estado a través de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, del Ministerio Público, los Gobiernos Regionales, Gobiernos Locales y sus demás instituciones, así como en la acción de la sociedad, se considerará el Principio del Interés Superior del Niño y del Adolescente y el respeto a sus derechos”.

El Art 1, expresa que “El niño y el adolescente tienen derecho a la vida desde el momento de la concepción. El presente Código garantiza la vida del concebido, protegiéndolo de experimentos o manipulaciones genéticas contrarias a su integridad y a su desarrollo físico o mental”, el Art. 2 “Es responsabilidad del Estado promover el establecimiento de condiciones adecuadas para la atención de la madre durante las etapas del embarazo, el parto y la fase postnatal. El Estado otorgará atención especializada a la adolescente madre y promoverá la lactancia materna”.

El Código Penal, establece en su Art. 111 “El que, por culpa, ocasiona la muerte de una persona, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años o con prestación de servicios comunitarios de cincuenta y dos a ciento cuatro jornadas. La pena privativa de la libertad será no menor de un año ni mayor de cuatro años si el delito resulta de la inobservancia de reglas de profesión, de ocupación”, el Art. 124-A, es contundente “El que causa daño en el cuerpo o en la salud del concebido, será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de un año ni mayor de tres”, el Art. 125 “El que expone a peligro de muerte o de grave e inminente daño a la salud o abandona en iguales circunstancias a un menor de edad, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años”.

Señor presidente de la República, usted es el Jefe de Estado y personifica a la Nación (Art. 110 de la Constitución Política del Perú) por respeto a la muerte de tantos niños ante la incapacidad de la ministra de Salud nombrada por usted, tenga la decencia, el valor, el coraje de pedirle su inmediata renuncia, la muerte de estos bebés no puede quedar impune. ¡Hay que ser mucho más gente!





ico-blogueros-2018

Más Blogueros





Top
Odebrecht: fiscales apañan amnesia sobre coimas

Odebrecht: fiscales apañan amnesia sobre coimas