Alfredo Vignolo

Acerca de Alfredo Vignolo:

Periodista; Presidente de la Fundación Ética Periodística y Presidente de la Comisión Patriótica para la Defensa del Mar de Grau.





Pronunciamiento ante las absurdas declaraciones de la ministra Montenegro

El día de ayer domingo, el diario “Correo” publicó una entrevista a Gloria Montenegro, ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, donde alegremente señala: “…con sus hijos sí me meto, y me comprometo con ellos para que sean personas de bien, exitosas, y para que aprendan que en la diversidad y el respeto está el éxito del país, de las instituciones, de las escuelas”.

Por lo que debemos señalar:

La ministra de la Mujer, Gloria Montenegro, parece que nunca leyó la Constitución Política del Perú, el Código Civil, la Ley General de Educación y la Convención de los Derechos del Niño, al quedar como una neófita en materias constitucionales, jurídicas y supranacionales.

Más aún la educación de nuestros hijos, es de exclusiva responsabilidad nuestra como padres de familia, por lo tanto usted señora ministra no puede comprometerse a nada por una simple razón no es ni su Deber y menos su Derecho.

1.- El Artículo 13 de la Carta Magna señala muy claramente que: “Los PADRES DE FAMILIA tienen EL DEBER DE EDUCAR A SUS HIJOS y el derecho de escoger los centros de educación y de participar en el proceso educativo”.

2.- El Artículo 235 del Código Civil contempla específicamente que: “Los PADRES ESTÁN OBLIGADOS a proveer al sostenimiento, protección, EDUCACIÓN Y FORMACIÓN DE SUS HIJOS menores según su situación y posibilidades. Todos los hijos tienen iguales derechos”.

3.- La Ley General de Educación (Ley Nro. 28044) señala contundentemente que: “La libertad de enseñanza es reconocida y garantizada por el Estado. Los PADRES DE FAMILIA, o quienes hagan sus veces, TIENEN EL DEBER DE EDUCAR A SUS HIJOS y el derecho a participar en el proceso educativo y a elegir las instituciones en que éstos se educan, de acuerdo con sus convicciones y creencias”.

4.- El Artículo 18, inciso 1 de La Convención sobre los Derechos del Niño, preceptúa que: “Los Estados Partes pondrán el máximo empeño en garantizar el reconocimiento del principio de que AMBOS PADRES TIENEN OBLIGACIONES comunes en lo que respecta A LA CRIANZA Y EL DESARROLLO DEL NIÑO. Incumbirá a los padres o, en su caso, a los representantes legales la responsabilidad primordial de la crianza y el desarrollo del niño. Su preocupación fundamental será el interés superior del niño”.

5.- Cuesta creer tanta ignorancia de la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables y congresista de la República para emitir declaraciones sin ningún sustento.

Que le quede claro, la educación de nuestros hijos es nuestra responsabilidad.









Top
Al descubierto pacto corrupto

Al descubierto pacto corrupto