Luis Pardo Altamirano

Acerca de Luis Pardo Altamirano:

Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Educador ( Lengua Española y Literatura), Promotor Cultural, Maestría en Relaciones Públicas. Articulista y Editor de Opinión, Redactor diario Expreso Web.





“SURQUILLO A LA DERIVA”

Hace exactamente dos años este prestigioso medio de comunicación, Expreso, editorializó en su edición de la fecha, sobre la violación del estado de derecho, sobre un acontecimiento dado en el populoso distrito de Surquillo. El titular de dicha voz editorial fue el mismo que hoy copiamos: “Surquillo a la deriva” (miércoles 7 de setiembre 2016, página 12).

Allí se describió cómo Mateo García Cueva -poseedor al fondo de la calle San Alberto, Casas Huertas de Surquillo, de dos edificios donde albergan sus provincianos familiares que venden a gran escala emolientes en platinadas carretillas- cometió el vejamen a la ley, al estado derecho, al comprar un inmueble -Mz A1 Lote 6- en litigio, al poseedor precario Ricardo Tovar, hoy fugado.

Consciente que dicho predio, pertenecía a otros titulares registrales del sector, el “humilde” y progresista provinciano (ustedes los vieran cómo se muestra de sumiso y aparentemente respetuoso) mandó derrumbar el inmueble y construir otra, en clara colusión con las autoridades municipales de turno ahora salientes.

Decimos esta situación palpable y comprobable, como en tantos otras jurisdicciones seguramente, a propósito de las muy próximas justas electorales municipales y regionales que reflejan a un 63% del electorado que no sabe a quién elegir. Ante lo cual reparamos en la forma en que están actuando los facinerosos alcaldes para superar sus malas gestiones y salir libres de polvo y paja.

Así, el susodicho García Cueva, beneficiado de la gestión del alcalde Huamaní, ahora le hace propaganda y “radio bemba” (difusión) para que los fantoches candidatos del saliente logren la alcaldía y no auditen a quien “hizo obras”: hoy Surquillo está tugurizado de edificaciones en base a terrenos logrados con triquiñuelas y leguleyadas abogadiles en conjunto con dirigentes aprovechadores y obviamente con el amparo de la autoridad municipal.

En esta jurisdicción hay desesperación en las huestes salientes surquillanas, pues dicen, el candidato Gustavo Sierra va en punta, ante los supuestos independientes “Memo” y Lucho Ponce, maestro de obra quien ejecutó la demolición del inmueble arriba denunciado para luego levantar la nueva habitación del “humilde” emolientero. A estos candidatos de portada se suma Guido Casassa, eterno regidor oficialista que -al igual que José Luis Humaní-dejan mal al PPC como partido.

Eso en cuanto a ellos, en cuanto a nosotros los votantes como dice el director de este medio: no olviden que el tema de la corrupción es de dos, en este caso el elector y el elegido. Y si usted sabe cómo es aquel candidato y busca beneficiarse a futuro, usted igual es un corrupto. Así es.





ico-blogueros-2018

Más Blogueros





Top
Las adendas que acusan a Alejandro Toledo y a Alan García

Las adendas que acusan a Alejandro Toledo y a Alan García