Defensoría del Pueblo: Adultos mayores deben de ser vacunados de manera prioritaria
A+

A través de un comunicado, la Defensoría del Pueblo instó al Gobierno a que, durante la campaña de vacunación contra la COVID-19, se priorice también a los adultos mayores. 

«En nuestro país, según cifras oficiales, el 70 % de las personas fallecidas a causa del COVID-19 son adultas mayores por lo que, siendo su situación de evidente riesgo basado en la edad, solicitamos se les incluya entre los grupos de atención prioritaria», se lee en la misiva.

PUEDES VER| Vacunas de Pfizer llegarían en marzo

Asimismo, el ente cita a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la cual, en su hoja de ruta, establece «pautas de vacunación en las que prioriza la protección de las personas adultas mayores, y recomienda su vacunación inmediatamente después del personal de salud».

En esa línea, la defensoría advierte «la falta de información sobre el sustento técnico y los criterios utilizados tanto para la priorización de los grupos como para la subpriorización teniendo en cuenta que los niveles de riesgo pueden ser diferenciados» y solicita que, una vez que aumente el número de vacunas, y que se cubra al sector salud, se considere a los adultos mayores en la fase I.

«Cuando aumente el suministro de vacunas y aunque la disponibilidad siga siendo limitada, se debe considerar el inicio de la vacunación de las personas adultas mayores, usando un porcentaje de las vacunas disponibles, empezando por las que se encuentren en mayor nivel de vulnerabilidad», además, «cuando el suministro de vacunas alcance una disponibilidad moderada, se deberá ampliar la vacunación a toda la población adulta mayor», expresó.

PUEDES VER| 17 millones habrían contraído coronavirus

Finalmente, la defensoría solicitó que el Ministerio de Salud de mayor detalle sobre la «denominada subpriorización al interior de las fases» y sobre el número de las personas que integran cada uno de los grupos priorizados.

«No está claro si dentro de los grupos priorizados se tomará en cuenta la naturaleza del vínculo laboral o contractual; las distinciones entre trabajadores del sector público y privado; la modalidad de trabajo (remoto o presencial); la ubicación territorial (rural o urbano); el nivel y frecuencia de exposición al virus; entre otros», señala.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.