Suboficial denuncia maltrato en Sanidad Policial de Piura
A+

Entre lágrimas, la suboficial de segunda, Heydi Chota Chingel, denunció maltratos por parte de los médicos del hospital de Sanidad PNP de Piura. La suboficial aseguró que a pesar de presentar síntomas y una prueba de covid-19 positiva, el hospital se negó a atenderla, exigiéndole realizarse otro examen en dicho centro médico.

La integrante de la PNP, informó que tras presentar sus primeros síntomas acudió a la posta médica de Tacalá, donde el Dr. Merino Ramos, le realizó los exámenes y concluyó que era covid-19 positivo.

Con evidencia en mano y con síntomas como malestar y dolor en el pecho, la policía Chota Chingel, asistió a su nosocomio, donde la doctora Luz Girón Carranza detalló que su prueba no era válida, que debía irse a su casa y volver al día siguiente a las 3 de la mañana, pues solo 25 personas tenían cupo para realizarse dicho examen.

«En ese momento, decidí venir a mi Sanidad, y digo MI Sanidad porque soy miembro de la Policía Nacional del Perú, he esperado 3 horas, ya que los doctores vienen y van, les llega altamente si un paciente tiene fiebre, dolor o malestar. Para que me atienda la médico cirujano Luz Girón Carranza y me diga que el resultado del doctor de la Posta Médica de Tacalá no tiene validez, y que vuelva a las 3 o 4 de la mañana a hacer mi cola y que son 25 a los que le dan el cupo para hacerse el examen», explicó la suboficial.

PUEDES VER| Ica: conmoción por muerte de cadete de Escuela PNP

Sin embargo, el mayor temor de la policía es el contagio a su pequeño hijo que sufre de asma.

“¿Y si lo contagio? ¿ Y si le pasa algo? ¿Y mi Policía Nacional, qué?, ¿Cómo quedo, cómo estoy? Esto es lo que pasa aquí en la Sanidad de Piura, así nos tratan y se cierran y no hay solución alguna, esperan que me internen y cuando muera qué, rendirle los honores a mis padres y miren la atención que nos dan”, son las duras palabras de la suboficial que entre lágrimas reclama justicia.

OTRO MALTRADO

Finalmente añadió que ella ya tenía conocimiento de este trato, pues una vez ella pidió una cita para una cirugía de emergencia, y 10 días después de esa llamada, cuando ya estaba operada, el hospital recién la contactó para atenderla. Por ello, finaliza el video exigiendo que «por favor, pongan más medidas y no nos traten como cualquier cosa. Somos policías con padres, hijos, hermanos y no merecemos ese trato».

PNP RESPONDE

En conferencia de prensa, el general Carlos Malaver Odias, jefe de la Primera Macrorregión Policial de Piura y Tumbes, indicó que “(Heydi Chota) fue atendida por la doctora Jirón, quien no tiene la autoridad correspondiente para dar descansos médicos ni aislamientos. Esto solo lo dan o los serumistas o los capitanes médicos de la sanidad de la Policía. Y el día de hoy, en horas de la mañana había sido aceptada”.