15 Relatos: Entrega filosófica de arte científico

En la tradición de Isaac Asimov, Giulio Guzmán actualiza su “Simulador de irrealidad”.

Por César Rojas Vidarte

Divulgadores científicos devotos de la literatura y escritores enamorados de las ciencias materiales han difundido su delicioso y a la vez fascinante evangelio del conocimiento.

Desde Isaac Asimov a Raymond Queneau, ahora en Perú tenemos a Giulio Guzmán –no confundir con el correcaminos político-, quien entrega nuevamente su «Simulador de irrealidad».

Intriga y desconcierto

El autor estudió Física (Ciencias) en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde luego se hizo bibliotecólogo. Esto explicaría cómo salta de enigmas de cálculo a polémicas epistemológicas, con expresiones tan lapidantes como “los números siguieron parasitando en mi mente” y “ridículos mesianismos”.

Gracias a Ediciones Altazor, se ha relanzado este conjunto de quince relatos donde Guzmán -el bueno- experimenta con la ciencia ficción filosófica para llevarnos de la intriga al desconcierto, usando un lenguaje por momentos directo, por otros misterioso, y tan humano como mundano.

TAMBIÉN LEE: «El túnel 29», fuga bajo el Muro de Berlín

Desde nuestra humilde subjetividad, recomendamos especialmente “Los demás no existen” y “El bajo Tesla”, donde el pensamiento rutinario termina elegantemente pulverizado.

En el debate, se propone que el universo tiene irregularidades y que la naturaleza no parece ser tan sabia.

«La familia de la que se despidió en la mañana lo desconoció en la noche. Toda la historia de cómo conoció a su esposa se borra del universo», acota Guzmán.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.