A disfrutar de Moby Dick
A+

Cuando el escritor norteamericano Herman Melville publica Moby Dick (1851) no se imaginó que su humilde relato sobre arponeros de ballenas se convertiría con los años en un clásico de la literatura universal, y cuya interpretación va más allá de la caza del gran mamífero marino. Desde nuevas historias escritas en base al texto original, así como versiones en cine y televisión, y en teatro, Moby Dick se ha convertido en un ejemplo contundente de la lucha criatura – creador (hombre, bestia, Dios) representado en diversas artes a través del tiempo.

La nueva versión de Moby Dick que todos los peruanos pueden apreciar actualmente en el teatro Ricardo Blume de la Asociación Cultural Arawna, es una versión libre de la familia artística Chiarella. La adaptación del texto es de Mateo Chiarella, quien le otorga un aura espiritual y existencialista que marca la puesta, dirigida por su padre, Jorge, quien le ha dado una majestuosidad teatral a la clásica historia que se sorprende y se adapta muy bien a los espacios que brinda su sala de Jesús María.

El montaje de Arawna -largo en extensión de tiempo, pero justificable por la grandeza de la historia- no aturde y aburre porque hay dinamismo en la presentación de los hechos, a pesar de los solemnes primeros minutos, y gracias a la mayoría de escenas bellamente coreografiadas por el conjunto de jóvenes talentos masculinos (la mayoría provenientes de la escuela de la asociación cultural), en donde destaca el actor español David García Coll, como un convincente capitán Ahab, obsesionado por la gran ballena gris, y los destacables Renato Medina y Janncarlo Torrese, en sus respectivos personajes.

El reconocido director teatral Jorge Chiarella Krüger nos cuenta que Arawna siempre está en la búsqueda de obras que tengan determinadas características: que entretengan, emocionen, que tengan que ver con nuestra realidad de alguna forma y que motive al público a conversar sobre ella después que la haya visto, porque los ha hecho reflexionar, logrando una transcendencia en cada uno de nosotros; es así que luego de una ardua búsqueda Mateo encontró una versión de Moby Dick hecha por Orson Welles, y esa es la que usó como base para su versión libre.

EL RETO DEL DESENLACE ÉPICO

“Estructuralmente a simple vista la historia de Moby Dick se puede contar sobre la lucha entre un hombre con una ballena por venganza. Pero, todos sabemos que el relato va más allá. Moby Dick es una historia densa que tiene que contarse de determina forma para que se dé el desenlace épico con el que fue escrito, para ello tenemos que contar toda una serie de conflictos personales y éticos que sufre cada uno de los hombres que sigan la locura del capitán Ahab”, expresa Chiarella.

EL DATO / ÚLTIMAS FUNCIONES

Moby Dick va en sus últimas funciones lunes, jueves y viernes a las 8pm y los sábados y domingos doble función a las 4:00 y 7:30. El espectáculo es para mayores de 10 años en el Teatro Ricardo Blume – Centro Cultural Aranwa. Jr. Huiracocha 2160, Jesús María.