Aarón Alva: “Es momento de revalorar el quechua”
A+

Innovador. La editorial Apogeo presentó el libro Pesadillas, cuentos de terror en español y quechua, título que reúne siete relatos breves enfocados al misterio y suspenso. La obra está traducida al idioma de los Andes por Luis Alberto Medina. El equipo de escritores es conformado por Santiago Risso, Félix Quispe, Tadeo Palacios, Jhonatan Ramírez, Tania Huerta, Pablo Astorga y Aarón Alva.

EXPRESO dialogó con Aarón Alva, quien contribuyó con su texto “Dulce criatura”, traducida al quechua como “Miski qulla wawa”, que muestra cómo un profesor sueña con su alumna, pero un suceso hace que se arrepienta y cambie su forma de pensar.

“Esta historia nació al ver las noticias. Recuerdo que capturaron a una profesora por haber seducido a su alumna en Ventanilla. Este suceso me impactó porque también soy profesor. Fue ahí cuando me pregunté qué tienen esas personas en la cabeza que desean corromper a otras. Al saber que la editorial iba a traducir el material me encantó. Es momento de revalorar el quechua”, enfatizó Alva.

“Cuando Gerardo llegó al décimo piso, se detuvo frente a la puerta indicada y volvió a consultar su reloj. Las cinco de la tarde. Ya era hora. Volvió a tomar aire, apoyó su maletín en el suelo y se alistó a dar los tres rápidos toques de timbre que le habían indicado como señal de su llegada. Unos segundos después, la puerta se abrió. Cuando Gerardo la vio, sintió un repentino remezón. Era ella, no había duda. La miró de pies a cabeza como cerciorándose de que fuera real”. (Pesadillas, cuentos de terror en español y quechua, p. 82).

Aarón quiso mostrar cómo un docente se encuentra con su alumna, pero un acto sorprendente le cambió todo el panorama. “Es un relato del género fantástico, jugué con la ficción mediante una noticia. También revela el lado psicológico de quienes cometen abusos”, agregó el autor.

OTROS TÍTULOS

Aarón Alva tiene dos ejemplares más con Apogeo. “La primera es Cuentos Ordinarios y otro es El Enigma de la silla rota. Ambas envuelven al lector”, manifestó.

Juan C. Ángeles Moreno ([email protected])