Antonio Gamoneda: “La comprensión de un poema refleja la realidad intelectual del lector”
A+

Invitado de lujo. El poeta español Antonio Gamoneda es considerado una de las voces más relevantes de la literatura española. Su estilo auténtico escapa de las estructuras establecidas, lo que provocó que su poesía fuera reconocida de manera tardía.

Hace unos días, el destacado autor arribó a nuestro país para el cierre del ciclo de conferencias “Vallejo Inolvidable en la Poesía Universal”, organizado por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad César Vallejo (UCV).

EXPRESO conversó brevemente con el Premio Cervantes (2006) sobre la importancia de la poesía, su relación con la literatura, la disciplina del escritor y, por supuesto, sobre César Vallejo.

Maestro, ¿cómo definiría la poesía?  

Para mí, la poesía es una necesidad, una prolongación prácticamente biológica de mi vida, porque está construida por impulsos rítmicos asociados a unas inclinaciones innatas al ser humano. Esto existe desde los primates, incluso puede advertirse en elementos comunes como la danza o la música.

¿Considera a la literatura como un trabajo?  

Yo no soy un literato, pero puedo decir que la literatura es un trabajo muy noble e importante, porque consiste en la creación a través de la narración; es un discurso con dimensiones estéticas. Durante miles de años la poesía no se escribía, por eso la oralidad fue determinante.

¿Es un poeta metódico o es de los que aguarda la inspiración?

La inspiración es un impulso rítmico que arrastra palabras y, a su vez, genera pensamientos; es una manera de nombrar algo que no está definido. En la cultura grecolatina, Platón y compañía pensaban que venían los dioses a dictar al poeta, para ellos eso era la inspiración. Picasso lo decía: “la inspiración existe, pero tiene que cogerte trabajando”.

¿Por qué se dice que las obras de César Vallejo son difíciles?

Toda poesía es difícil, porque tiene distintos planos de percepción. Quienes dicen que César Vallejo es difícil están diciendo lo mismo de casi todos los poetas importantes de la historia; esas personas son las que buscan significaciones distintas a las que el autor les está proporcionando. La comprensión de un poema refleja la realidad intelectual del lector.

 

Mallarmé y el poema “Herodías”

“Las palabras rítmicas no son necesariamente reflexivas, sino más bien arrancadas del mundo subyacente y proyectado con otro lenguaje que no es el convencional. Después, viene un trabajo de responsabilidad y autocrítica. Tenemos el caso de Mallarmé, quien escribió durante 25 años su poemario ‘Herodías’, al final el proyecto lo mató porque no pudo acabarlo”, agregó.

¿Vivir de la literatura?

“Los poetas no pretendemos vivir de la literatura. De un novelita me parece muy legítimo pero de la poesía no, porque tiene poco peso económico. ¡Pero qué voy a decir yo en Perú donde tienen al príncipe pobre César Vallejo!”, exclamó.

Escrito por Geraldo Capillo