Antropóloga Silverman afirma que los incas tuvieron escritura

Investigadora norteamericana presenta su trabajo sobre la decodificación de los tocapus del incario.


La investigadora Gail Silverman llegó a la decodificación de un grupo de tocapus obviamente a partir de la lengua quechua, la que tuvo que aprender luego de estudiarla por espacio de 5 años en la Universidad de París VIII con el profesor quechuólogo peruano Abdon Yaranga Valderrama; y también desde el idioma chino mandarín, que lo aprendió en la misma universidad. 

El misterio de los tocapus incas, esas figuras geométricas que aparecen encerradas en pequeños cuadros sobre las superficie de las túnicas que vestían los incas y en la textilería del Tahuantinsuyo, han sido por fin decodificados por la antropóloga estadounidense Gail Silverman.

En consecuencia, sus hallazgos los presenta por primera vez en su libro “Quillca. La escritura de los Incas”. La presentación de la obra, editada por Juan Gutemberg Editores, tendrá lugar el jueves 8 de junio, a las 7:00 horas p.m., en el auditorio del Museo Textil Precolombino Amano, en la calle El Retiro 160 (cd. 15 Av. Angamos Oeste), Miraflores, donde la investigadora explicará los detalles de sus importantes hallazgos.

MÁS INFORMACIÓN: Aztecas, incas y españoles

Silverman ha llegado a decodificar 17 tocapus, y confirmar que las figuras geométricas de dichas figuras son la escritura de la lengua quechua, en el marco de una tarea de envergadura colosal de 50 años de investigación en el Perú, de los cuales 28 los pasó residiendo en el Cusco y 14 en las pueblos quechuas que mantienen vivas las tradiciones del Tahuantinsuyo.

En ese lapso, la antropóloga estableció su residencia en la comunidad Q’ero (Paucartambo, Cusco), desde donde se desplazó y convivió con los habitantes de los pueblos quechuas de Chinchero,  Paucartambo, Markapata, Cotabambas, Pisac, Calca, Pitumarka, Huancarani, Kauri y alturas de Lares y Ampares.

En todos estos recónditos pueblos quechuas recogió la identificación y significado de los motivos incas o tocapus.

LO MEJOR DE CULTURA: 

Mario Vargas Llosa: República Dominicana le concede su tercera nacionalidad

Literatura puneña para el siglo XXI

«1923, el comienzo»: el nuevo libro de Luis Gonzales Posada

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.