Así se presentaban en la Lima del siglo XIX
A+

Por César Rojas Vidarte

“No es solo recordar, es conocer de dónde venimos”, es la máxima de muchos investigadores de hechos olvidados en la vorágine del día a día. Esto calza con “Tarjetas de Visita. Estudio Introductorio de Herman Schwarz”, obra publicada por la Biblioteca Nacional del Perú que nos muestra una costumbre que evolucionó en la presentación del perfil personal y/o profesional.

Conversamos con Jason Mori Julca, una de las fuentes del libro. Sus textos “Archivos fotográficos de la BNP” y “Origen y significado de las tarjetas de visita en el Perú, aspectos fotográficos”, publicados por Fénix a fines de la década pasada, lo hacen parte de esta entrega, según el mismo autor.

“Este curioso formato, inventado en Francia y patentado por el fotógrafo Disderi en 1854, consistía en un cartón en donde se colocaba el retrato de 9 x 6 c.m. A manera de las actuales tarjetas de presentación, eran entregadas a cuanta persona se visitaba o se encontraba en el camino, por ello su nombre, originalmente del francés “carte de visite” y abreviada mundialmente como CDV”, explica.

Popularidad

Al estudio de Schwarz, se le agrega la selección de cerca de 70 imágenes de más de un millar que posee la BNP de sus colecciones en álbumes y sueltas, lo que nos aproxima a un entendimiento de esta costumbre que se practicó en el Perú del siglo XIX, agrega Mori.

“Rescata esta publicación uno de los pocos episodios conocidos de la historia de la fotografía en el Perú, y que gracias al estudio y selección de H. Schwarz nos trae a la vista una colección de imágenes de estudios como Maunoury, Courret, Pease, Richardson, entre otros, con breve biografías de estos, como una bibliografía especializada para aquellos interesados en investigar o profundizar sobre el tema”, precisa el bibliotecólogo.

Esta costumbre llegó de Europa e irrumpió en Lima en febrero de 1859, y se le atribuye al fotógrafo Francés Santiago Felix Carbillet. Significó un gran negocio, ya que desde 1841 y buena parte de la década de 1850, el retrato fotográfico en la ciudad (y en algunas ciudades del país) eran en daguerrotipo, ferrotipos u otras técnicas de copias únicas.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.