“Buscamos hacer del Perú, un país de lectores”
A+

La edición número 39 de la Feria del Libro Ricardo Palma vuelve a su ubicación tradicional, el parque Kennedy, después de cinco años. Desde su primera edición en 1972, es un evento cultural que ya puede hablar de madurez.

¿Cuáles son los objetivos de la Feria del Libro Ricardo Palma?

En la medida de nuestras posibilidades hacemos la labor que no hace el Estado: El acceso al libro, a través de las ferias.  Buscamos hacer del Perú, un país de lectores. Para lograr este objetivo, priorizamos la accesibilidad de la lectura a los ciudadanos, mediante buenos precios y ofertas de editorial en el mismo sitio. En esa misma línea, el ingreso es libre.

¿Qué puede encontrar el ciudadano en este evento?

En ninguna librería van a encontrar la variedad que habrá en la feria Ricardo Palma. Son más de 80,000 títulos que estarán en exposición. Tenemos invitados internacionales y 250 actividades culturales. Estarán presentes las casas editoriales y el público podrá conversar de primera con muchos de los autores de los libros. Lo más lindo es el encuentro con los autores y el diálogo en los auditorios.

¿Cómo miden el éxito de cada edición?

Si hay una buena venta significa que la gente está leyendo y se ha cumplido el objetivo de atraer. A diferencia de lo que se cree, no somos parte del Estado sino una asociación privada sin fines de lucro que agrupa a empresas editoriales, distribuidores, universidades e importadores. Somos los “culpables” de más del 90% de los libros que leen los peruanos.

Realizamos cada feria del libro con entusiasmo, profesionalismo y dedicación para gente que viene de todos los distritos. Gratifica a nuestro esfuerzo el hecho que el libro se vuelva una necesidad y se integre a la vida cultural, educativa y también de entretenimiento de las personas.

“Requerimos bibliotecas públicas”

De cara al bicentenario, es necesario incidir en el tema de las bibliotecas públicas que son prácticamente inexistentes en nuestro país. Es parte medular del nuevo proyecto de Ley del Libro.

Por: Ricardo Espinal