Celebrar el Bicentenario será un desafío colectivo
A+

¿Qué ha faltado para completar la República?

En 1821 creamos con entusiasmo una República formal, que carecía de su contenido esencial: ciudadanos. Hasta inicio del siglo XX no sufragaban más del 3 % de los mayores de 21 años. Los indígenas hasta 1980 carecían de derechos políticos. Las 12 Constituciones han proclamado la igualdad; no obstante, hasta el día de hoy contemplamos el feminicidio como sangrienta demostración de las flagrantes desigualdades en nuestro país. Debemos pasar del Estado de normas sin ciudadanía, al Estado de derecho con actores ciudadanos.

–¿Cuál es la diferencia entre Estado de normas y Estado de derecho?  

Algunos países, como el Perú, suponen que tener Constitución los convierte automáticamente en estados de derecho. Hitler nunca derogó la gran Constitución de Weimar (1919), usando arbitrariamente esta Carta Magna estableció su implacable dictadura totalitaria. Stalin en 1936 dio una Constitución donde garantizaba todos los derechos: expresión, protesta y propiedad; salvo que el garante constitucional de estos derechos era el PCUS. Había Constitución, pero no había límites al poder. Hoy día algunos Estados islámicos, incluso en sus Constituciones, no le reconocen derechos a la mujer; son Estado de normas, nunca Estados de derecho.

–Si la República falló, ¿no hubiera sido mejor una monarquía constitucional como lo propugnaba San Martín?

No. Lo que ocurre es que copiamos el modelo republicano de Francia y clonamos el presidencialismo de EE.UU., bajo una mentalidad autoritaria y virreinal, ¿Qué produjimos?, lo que Enrique Krause llama la “Presidencia Imperial”, un presidente más poderoso que el rey repudiado. El Presidente en los primeros 40 años de vida independiente tuvo menos límites que el Virrey. El ideal era republicano, la práctica gubernamental era de la monarquía absolutista.

–¿Cómo avizora la República para el Bicentenario?

Con grandes retos: tenemos que consolidar la democracia en el 2018, remontar la prueba PISA para el 2021, invertir eficientemente en infraestructura, hacer que las instituciones tengan credibilidad ciudadana, que para el Bicentenario de la batalla de Ayacucho (2024) hayamos ingresado a la OCDE y para el 2030 hayamos acabado con la pobreza. Ese fue el bienestar con que soñaron aquellos patriotas que fundaron la República hace dos siglos.

Sobre el autor

Raúl Chanamé, es doctor en Derecho y Ciencia Política, Profesor principal de Derecho Constitucional en la UNMSM, ha sido dos veces Decano del Colegio de Abogados de Lima (CAL) y es actual magistrado del Jurado Nacional de Elecciones. Ha publicado más de 12 libros sobre su especialidad. La República Inconclusa es un texto  auspiciado por la Asociación Civil Bicentenario 2021.

La República Inconclusa

Un ensayo de historia política y constitucional que llega rápidamente a su cuarta edición. Sus capítulos se acompañan con 40 cuadros estadísticos, demográficos y electorales. Se complementa con 70 fotografías. El libro propone 100 conclusiones.

Por:  Napoleón Cabrejo Ormachea