El futuro del español está en los que lo aprenden como segundo idioma
A+

EFE.- El escritor peruano Fernando Iwasaki, quien radica en la ciudad de Sevilla (España), ha publicado «Las palabras primas» (Páginas de Espuma), donde retoma el tema del ensayo con el que ganó el Premio Rey de España de Periodismo en la categoría Don Quijote, el presente y futuro de la lengua española.

«Las palabras primas» obtuvo el Premio Málaga de Ensayo y será presentado en esa capital andaluza el próximo jueves por el autor, acompañado del escritor Alfredo Taján y del editor Juan Casamayor.

Fernando Iwasaki concibió una entrevista al medio internacional, donde manifestó que “en América Latina los escritores somos ensayistas y narradores, mientras que en España abundan los poetas que son más novelistas”, al ser preguntado en cuál de los dos géneros literarios se considera más.

El escrito peruano, ganó el Premio Don Quijote con «La Mancha Extraterritorial», donde afirmaba que el futuro del español no está en los 500 millones de hispanohablantes sino en quienes lo aprenden como segundo idioma.

“Lo que hace que el inglés sea la lengua universal de la ciencia, el conocimiento, la diplomacia y el comercio, es que los coreanos lo usen para hablar con los noruegos y los senegaleses con los húngaros. Si un empresario chileno hace negocios con chinos lo más seguro es que les hable en inglés, y si un pensionista sueco desea residir en Costa Rica ni siquiera tendría que aprender español porque lo atenderán en inglés”, manifestó Iwasaki.

“El español es una potencia musical gracias a ‘Despacito’, el ceviche figura en las cartas de los mejores restaurantes del mundo y el Barcelona es el equipo español con más seguidores en el Planeta. Sin embargo, en mi ensayo quise llamar la atención sobre los escritores que escribieron en español aunque nacieron en otros idiomas, como Max Aub y Alejandro Rossi. ¿No es maravilloso que Alejo Carpentier y Elena Poniatowska hayan ganado el Cervantes a pesar de haber tenido otras lenguas maternas? Ni Sabato, ni Borges, hablaron sólo español de niños.

El ensayo como rehén

El escritor Fernando Iwasaki señaló que “el ensayo -tal como lo creó Montaigne- ha sido rehén del mundo académico durante muchos años, llenándose de teorías y maleza crítica. El ensayo es un paseo, una divagación y una conversación”.