El recuerdo de Verástegui sigue latente
A+

Tres meses antes de su deceso, el poeta nacional Enrique Verástegui concedió una entrevista para la casa editora que publicaba fielmente sus columnas dominicales, EXPRESO. Fue en vísperas de su cumpleaños número 68, en su apartamento de la avenida Brasil (Jesús María, Lima), donde habló de todo un poco: su relación con la poesía, la importancia del movimiento Hora Zero y su percepción de la muerte.

Durante la entrevista, Verástegui reflejaba buena semblanza y se mostraba -como siempre- dispuesto a resolver todas las interrogantes. Fue una charla fructífera y llena de anécdotas, pero hubo una declaración que caló en el alma del reportero y terminó por perdurar en su memoria. A la pregunta ¿cómo quisiera ser recordado?, el autor de En los extramuros del mundo atinó a responder “como un joven que dio la vida por la poesía y las matemáticas, y que espera ser recibido por San Pedro”.

El destacado escritor enviaba su columna ‘Los signos modernos’ con varios días de anticipación, habitualmente los jueves. Por ello, la noticia de su fallecimiento el viernes 27 de julio de 2018 fue sorpresiva, dada a través de una llamada telefónica que hasta ahora lamentamos profundamente. Su columna póstuma llevaba como título ‘El canto de Nora’ y comenzaba como casi siempre lo hacía el poeta, apreciando lo maravilloso que es la vida: “Me siento en mi balcón y contemplo la vida que pasa, contemplo también, en eso, una cuculí que se para en un cable eléctrico, donde se posesiona del mundo, hasta que otra cuculí, esta vez macho, se acerca y empieza la danza del cortejo (…)”.

El 24 de abril de 2019, cuando Verástegui cumpliría 69 años, su hermana Isabel escribió un artículo para este periódico donde volcó todo su amor, titulado ‘Ese poeta que es mi hermano’. “Enrique, mi hermano ‘Jarry’, nació en el seno de una familia unida, católica; por lo que su niñez, adolescencia y destierro voluntario lo pasó en nuestra bella casa, de San Vicente de Cañete, donde dio sus primeros pasos, rodeado de sus libros, los cientos de amigos y admiradores que semanalmente lo visitaban, y conversaban horas, y días en su famosa biblioteca de Cañete. Estábamos acostumbrados al olor del humo de cigarro (…)”, escribió.

Hoy, 24 de abril de 2020, conmemoramos un onomástico póstumo más de Verástegui, para recordarlo como él quería, “como un joven que dio la vida por la poesía y las matemáticas”. Lo increíble es que ‘Jarry’ dejó muchos textos sobre su escritorio y entre los libros de su biblioteca, por lo que continuaremos hablando de su vida, su obra y sus enseñanzas por muchos años más.

FACETAS

Enrique Fidel Verástegui Peláez fue poeta, filósofo, cuentista, novelista, dramaturgo, guionista, músico, periodista, acuarelista, físico y matemático; considerado desde sus inicios por la crítica nacional e internacional como uno de los escritores más importantes de Latinoamérica.

HORA ZERO

Enrique Verástegui fundó el Movimiento Hora Zero, junto a los poetas: Jorge Pimentel, Juan Ramírez Ruiz, Jorge Nájar, Enriqueta Belevan y Carmen Ollé. Con su primer libro, En los extramuros del mundo (1971), se erigió como uno de los más importantes poetas de Latinoamérica.

En los último años, esta sección tuvo el privilegio de contar con sus colaboraciones de manera semanal.

POR: GERALDO CAPILLO

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.