“La Piedra Oscura” según Alberto Ísola
A+

“La Piedra Oscura” (una producción de Escena Contemporánea)  que se presenta por estos días en el Teatro de Lucía. Es la segunda obra sobre Federico García Lorca que dirige el incansable Alberto Ísola, a quien hasta la fecha no se le ha presentado la oportunidad de dirigir una obra escrita por el inmortal granadino, pero eso es algo que tiene pendiente hacer.

Escrita por el influyente dramaturgo español Alberto Conejero llega al Perú, luego de una exitosísima temporada en España y de haberse presentado en diversos países de Latinoamérica a sala llena y con una  versión en cine próxima a estrenarse.  “La Piedra Oscura” narra las últimas horas de un prisionero republicano (Rafael Rodríguez Rapún) durante la Guerra Civil de España que espera en la habitación de un hospital militar el cumplimiento de su sentencia.

El centinela (Sebastián) encargado de evitar su fuga hasta su fusilamiento es un joven que tuvo que renunciar a la música para integrarse a las filas franquistas. La rivalidad entre ambos se convierte en un diálogo inesperado y revelador envuelto con el espíritu de Federico García Lorca.

Para Ísola, Federico siempre será un personaje fantástico. Aunque esta historia no cuente su vida, el efecto que produjo su vida en una persona en especial (Rapún) y en la nuestra es lo que se refleja en la puesta de escena (donde se presenta a Lorca como una especie de espíritu luminoso). “Para mí Lorca es como una fuente de luz, un ser que siempre estuvo lleno de luz… y esta obra la decidí montar porque es como me gustan las historias de teatro, es una pequeña historia (que contar) donde ves una gran historia (contenido)”…

Con una estupenda escenografía (la celda de un hospital militar), un buen juego de luces y sonido, y un gran duelo de estupendas actuaciones (de Emanuel Soriano y Flanklin Dávalos como Sebastián y Rafael respectivamente). “La Piedra Oscura” nos remite a reflexionar sobre las diferencias y empatías, sobre los olvidos y los perdones, y sobre las formas de amor.

Primer acercamiento

Flanklin Dávalos tuvo un primer acercamiento con la historia de Rafael Rodríguez Rapún en el 2011 con la obra “Sangre como Flores” escrita por Eduardo Adrianzén y dirigida por el mismo Alberto Ísola. En aquella oportunidad Dávalos hacía de Lorca y Ballón de Rapún. Desde ese momento director y actores supieron más a detalle de la relación entre estos dos hombres.

Más allá de lo que le brinda el papel de Rapún como personaje histórico, Flanklin trabajó en encontrar cómo le conectaba interiormente a él lo que decía el texto de Conejero, que coincidentemente refleja un momento actual de la conflictuada vida política del país. “El arte por el hecho de ser arte siempre tiene algo que decir, el propio hecho de decir algo en público ante un grupo de personas, eso ya es político. En este momento que vivimos (postindulto) los textos de La Piedra Oscura nos resuenan mucho en nuestra cabeza, hay mucho que escuchar, más allá de la historia de la última noche de vida de Rapún”.

Temporada

Las funciones irán hasta el 5 de febrero, de jueves a lunes a las 8:00 de la noche  y los domingos 7:00 p.m. en el Teatro de Lucía (Calle Bellavista 512, Miraflores).

Por Omar Amorós  – [email protected]