AHORA ES MIEMBRO DE LA ACADEMIA CUBANA DE LA LENGUA

Leonardo Padura prepara “El clan disperso”

También es miembro honorífico de la Academia de Puerto Rico, Costa Rica y Panamá.

  • Fecha Jueves 29 de Noviembre del 2018
  • Fecha 9:12 am



La Habana.- El escritor Leonardo Padura, considerado el autor de mayor proyección internacional de Cuba, fue nombrado el último lunes miembro de la Academia Cubana de la Lengua, donde espera aportar su manera personal de entender las letras mientras prepara su nueva novela.

“Trabajo con una manera de entender la lengua que tiene que ver con la calle, con la vida, con la evolución, la revolución que significa el lenguaje”, declaró Padura (La Habana, 1955) en una entrevista en el centro histórico de la capital cubana tras la ceremonia formal de ingreso en la Academia, donde ocupará el sillón U.

El escritor, padre del detective Mario Conde que protagoniza sus novelas policiacas y autor de la célebre “El hombre que amaba a los perros”, reconoció que le separa de otros miembros de la Academia el “no ser académico”, por lo que se comprometió a aportar en la institución su “trabajo de escritor”.

Lo compaginará con la preparación de su próxima novela, de la que ofreció algunos adelantos: se llamará “El clan disperso”, título de un manuscrito inconcluso de Alejo Carpentier, y abordará “la dispersión cubana, la de mi generación”, es decir, la amplia diáspora de los cubanos en todo el mundo.

“Cuando lo termine lo tendrán”, respondió, tras ser preguntado por la fecha aproximada en la que se editará su nuevo libro.

Galardonado en Cuba con el Premio Nacional de Literatura en 2012 y en España con el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015 –también recibió el pasado octubre en Barcelona el Premio Internacional de Novela Histórica Barcino–, Padura asegura que su próxima meta como novelista no es otra que lograr que su próximo libro “sea mejor que el anterior”. EFE

Relación distante con autoridades

Sus habituales críticas se consideran una de las causas por las que, a pesar de su éxito internacional, Padura no haya sido glorificado y apenas recibiera reconocimiento antes de la presente década en su propio país, donde es sabido que mantiene una relación distante con las autoridades y sus obras se publican en tiradas por debajo de la demanda.

“Es igual que siempre, nada ha cambiado”, respondió riendo, tras ser preguntado por el estado actual de sus relaciones con el Gobierno de Cuba.

Sorprende el hecho de que el escritor haya ingresado en la Academia Cubana de la Lengua después de hacerlo en las de Puerto Rico, Costa Rica y Panamá, de las que es miembro honorífico.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








Top
La última carta para cerrar el Congreso

La última carta para cerrar el Congreso