Melacio Castro: Todo arte remite a algún aspecto de la realidad física o social

Llega desde Alemania con sus libros escritos con un espíritu extraordinariamente humano pero que encarnan la cruda realidad. Están escritos para que no dejemos de seguir soñando, a pesar de todas las adversidades.

Por Sixto Sarmiento

¡Qué bueno tenerte nuevamente en el Perú, Melacio! ¿Cómo te sientes?

Muchas gracias, Sixto. Psicológicamente me siento bien; debido a que el 23 de septiembre del 2021 y el 7 de marzo de este año de 2022, me operaron, tengo un mínimo de molestias físicas.

Antes de la pandemia del coronavirus nos visitaste para presentar uno de tus libros, ahora nos traes una nueva novela, ¿es así?

El año 2019 fue editada, en Lima, mi novela El hombre de Rupak Tanta (Editores Hipocampo). La edición coincidió con mi llegada a Perú.

Entonces, diversas amistades me invitaron a una u otra lectura pública. Me parece que en Perú El hombre de Rupak Tanta no ha sido difundida. En Alemania, donde resido, ha sido traducida al alemán y editada.

Coincidiendo con mi nuevo viaje a Perú, el próximo 4 de octubre la Editorial Adarve publicará, en Madrid (España), mi novela La última marinera. Su difusión será simultánea, en España y en otros países de habla castellana. La última marinera tiene, asimismo, traducción en alemán y saldrá al público, en Alemania, el primer día del próximo noviembre. El 10, del mismo, será presentado en el Instituto Cervantes, en colaboración con el Consulado del Perú en Hamburgo.

Por voluntad de los organizadores, mi reciente viaje a Perú servirá para presentar, en Jaén y San Ignacio, junto a La última marinera, El hombre de Rupak Tanta, y en Trujillo, junto a esta, Batallas y sueños de Uchku Pedro, un poemario relacionado con la rebelión indígena encabezada por Atusparia.

Tus personajes dan vida a diferentes etapas de la violencia en el Perú, ¿cierto?

Alguien me sorprendió con la opinión de que La última marinera es un compacto histórico que repasa las distintas fases de la violencia política por la que, en el siglo XX pasó el Perú.

¿Cómo lograste vincular a la danza de la marinera en esta bella historia?

La novela empieza en Amargura, un pueblito ficticio de la costa de Perú. Uno de los protagonistas es un terrateniente, amigo de Luis de la Puente Uceda, que adopta, en Trujillo, a una niña andina. El terrateniente es un gran cultivador de la marinera, la danza que sintetiza parte del conglomerado de nuestra cultura. En mi novela hilvana la trama, de un final trágico con el signo feliz de un amor que empieza a realizarse.

También haces gala de ubicarte con facilidad en diferentes escenarios del Perú y Alemania, ¿verdad?

Un escenario suplementario de La última marinera es la ciudad de Hamburgo. Aquella casualidad sirve para aludir un poco al trabajo de solidaridad con las luchas del pueblo peruano, que en Alemania se desarrolló en los años ochenta y noventa del siglo pasado. Recojo, en sentido amplio, los comentarios de diversas gentes sobre el acontecer político y popular en Perú.

Algunos cuestionan y afirman que abordar en novelas temas sociales, en particular los raciales, son temas ya agotados, ¿qué opinas?

Yo hago literatura; no teoría literaria. De profesión soy, o más bien, fui sociólogo e historiador. En literatura, mi pasión congénita, soy un autodidacta. No hay novelista que no refiera algún tipo o forma social. Todo arte remite a algún aspecto de la realidad física o social. En consecuencia, ninguna obra literaria estará vaciada de algún tema social. Por desgracia, el racismo en el Perú, y en el mundo, sigue vivo; por ser un asco, hay que desnudarlo.

Cambiando de tema, ¿cuál es tu lectura sobre el quehacer literario del Perú en Europa?

Fuera de Perú hay muchas escritoras, muchos escritores y artistas peruanos, desconocidos en Perú. Formamos una especie de Quinto Suyo. Los gobernantes de Perú carecen de políticas, y de una voluntad, culturales. Nuestro quehacer literario es, en Europa, constante y me parece que la calidad nuestra no es menor que la del quehacer literario dentro de Perú.

Cuéntanos de tus actividades en Perú.

Nada más saber que llegaría a visitar a mi familia, en el norte de Perú, mis valiosas amistades se multiplicaron, organizaron y me invitarme a leer, ante el público, partes de mi trabajo literario. Por falta de tiempo, con mucha tristeza he tenido que descartar asistir a algunos lugares. En mi trayecto, en Lima me recibirá, el 23 de septiembre, la Casa Wasi ROAL; en Jaén, el 3, la Escuela Pedagógica, y el 5 de octubre, el Auditorio cultural Las Almendras; el 4 de octubre, en San Ignacio, el Instituto Rafael Hoyos Rubio; en Chachapoyas, el 6, la Municipalidad, y el 7, la Universidad Toribio Rodríguez; en Chepén, junto a Walter Lingán, el día 12 (local en gestión) y en la Universidad Nacional de Trujillo, el 14 de octubre. Pueda ser que la Editorial Adarve organice, en Lima, entre el 20 y el 23 de octubre, una última lectura conmigo.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.