Ministerio de Cultura brinda reconocimiento a destacados intelectuales

Obras bibliográficas tienen especial connotación y serán puestas a buen recaudo para las próximas generaciones.


A propuesta de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP), el Ministerio de Cultura, a través del Viceministerio de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, declaró Patrimonio Cultural de la Nación a nueve unidades bibliográficas pertenecientes a la educadora, escritora y periodista peruana Teresa González de Fanning (1836-1918) y ocho del poeta peruano Martín Adán (1908-1985).

Estas obras presentan importancia, valor y significado para la memoria peruana. La declaratoria de estas unidades bibliográficas, que custodia la BNP, contribuye a su protección y preservación para que las futuras generaciones las puedan conocer, estudiar y revalorar.

Teresa González de Fanning

Las obras de Teresa González de Fanning declaradas Patrimonio Cultural de la Nación fueron escritas entre los años 1886 y 1904. Se trata de nueve ejemplares correspondientes a primeras ediciones de siete títulos de su extensa producción intelectual.

Esta selección está compuesta por novelas, cuentos, discursos y artículos pedagógicos, morales y sociológicos. Fueron declarados Patrimonio Cultural de la Nación porque presentan singularidades que las diferencian de otros ejemplares y permiten conocer su historia y procedencia. Poseen dedicatorias autógrafas de la autora y marcas de procedencia, como el exlibris (marca de propiedad) del historiador Raúl Porras Barrenechea.

Las obras son: “Lucecitas”, “Educación Femenina” (tres ejemplares), “Lecciones de Economía Doméstica”, “Indómita”, “Ambición y Abnegación”, “Regina” y “Roque Moreno”.

Martín Adán

Los ocho ejemplares de la obra de Ramón Rafael de la Fuente Benavides, conocido bajo el seudónimo literario de Martín Adán, declarados Patrimonio Cultural de la Nación, están representados por su carácter innovador, la calidad de sus sonetos, el dominio de la métrica castellana y su capacidad para expresar la belleza de la palabra, por lo que es considerado uno de los grandes representantes de la literatura vanguardista latinoamericana.

Escritas entre 1928 y 1975, forman parte de seis títulos de su producción literaria. Las obras son: “Travesía de Extramares”, “La Piedra Absoluta”, “La Casa de Cartón”, “La Mano Desasida”, “De lo Barroco en el Perú” y “Diario de Poeta”. Contienen dedicatorias autógrafas del autor al poeta José Alfredo Hernández, el ensayista Ricardo Martínez de la Torre, el poeta Gustavo Armijos, el diplomático Manuel Cisneros Sánchez y el polígrafo Aurelio Miró Quesada Sosa.

SEGUIR LEYENDO: 

CIDH: recolectan firmas para pedir salida del Estado de este organismo 

Testigo delata a Betssy Chávez: Quiso sacar un decreto supremo después del golpe de Estado

Colombia afirma que rechazo legislativo a Petro no compromete relaciones diplomáticas

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.