National Geographic: Antigua civilización peruana sacrificó a más de 100 niños

Nuevas revelaciones sobre centenar de criaturas ofrendadas

Luego del hallazgo de los restos de 140 niños, de entre 5 y 14 años, sacrificados y sepultados, investigadores revelaron nuevos datos sobre las costumbres de la antigua civilización Chimú, que habitaba el actual territorio de Perú.

Los pequeños fueron enterrados mirando hacia el mar, con cortes en el esternón, las costillas dislocadas y el corazón extraídos.

Los científicos expresaron que su sacrificio habría estado ofrendado a la Luna, principal culto de una sociedad que ocupó unos 1.000 kilómetros de extensión a lo largo de la costa del océano Pacífico, entre los años 1000 y 1200, publicó National Geographic.

«La gente sacrifica aquello que considera más preciado», explicó el profesor de antropología de la Universidad George Mason, Haagen Klaus. Por eso, la Luna «merecía a los menores de 5 años», ya que la consideraban más poderosa que el Sol, por ser capaz de alumbrar de noche, además de tener influencia sobre el crecimiento de las cosechas, marcar el tiempo y ser responsable de las mareas y las tempestades.

Sacrificios para la luna

En consecuencia, estiman que para detener un período de intensas lluvias, como sucede con el fenómeno hoy conocido como El Niño, la Luna merecía sacrificios que no fueran de adultos. Esa sería la causa por la que hace unos 550 años los Chimú decidieron sacrificar a los 140 menores, es decir, «un nuevo tipo de víctima», según Klaus.

Los cadáveres hallados estaban envueltos en mantas de algodón de colores y habían sido enterrados en las entradas a los templos, junto a frutas. Cerca de ellos, estaban unas 200 llamas jóvenes, que también fueron sacrificadas.

SEPA MÁS DE: Descubren restos de niños sacrificados 

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter