Revelan los secretos de la momia Amenhotep I
A+

Con ayuda de tecnología avanzada de rayos X, dos especialistas egipcios han conseguido revelar algunos de los misterios de la momia de Amenhotep I, la única de entre las de los grandes faraones exhibidas en El Cairo que permanece oculta bajo su máscara funeraria, informó el Ministerio de Antigüedades.

El famoso egiptólogo Zahi Hawas y la catedrática de Radiología de la Universidad de El Cairo Sahar Selim lograron resolver gracias a una tomografía computarizada y un programa informático avanzado algunos de los enigmas que escondía el cuerpo momificado del monarca sin necesidad de retirarle sus vendas ni la máscara con la que fue encontrado a finales del siglo pasado y que no ha sido retirada desde entonces.

Han podido descifrar por ejemplo que en el momento de su muerte Amenhotep I, también conocido como Amenofis I, tenía unos 35 años y se encontraba en buen estado de salud, ya que no han hallado enfermedades ni heridas que pudieran haber causado su muerte.

TAMBIÉN LEER: VI Concurso de microrrelatos Bibliotecuento

Esto significa que fue nombrado faraón a muy corta edad, ya que reinó durante 21 años, entre los años 1525 y 1504 a.C., cuando falleció por causas que seguirán siendo un misterio.

Además, el cuerpo modificado del faraón todavía mantiene el cerebro en su sitio, por lo que, a diferencia de la mayoría de los faraones del Imperio Nuevo (1550-1069 a.C.), no se lo extrajeron durante el proceso de momificación, indicó Selim, especialista en radiología de antigüedades, según un comunicado de Antigüedades.

Esto, dijeron los expertos, reafirma la buena fe de quienes decidieron sacar sus restos de su tumba original para emplazarlos en otro lugar, con el fin de preservarlos de los saqueadores de tumbas y no de robarlos como se ha alegado, indicó la nota.
Amenhotep I, hijo del rey Amosis I, es un faraón de la XVII Dinastía cuya momia fue encontrada en 1881 en el complejo de templos funerarios de Deir al Bahari en la ciudad de Luxor, donde se encontraba la antigua capital egipcia de Tebas, donde se hallaron decenas de momias reales más.

TAMBIÉN LEER: José Linares Gallo presentó libro «Escribiendo en código: del quipu al scratch»

En los siguientes años, todas ellas fueron trasladadas a El Cairo y su ubicación actual en el recién inaugurado Museo Nacional de la Civilización Egipcia, donde fue llevado el pasado mes de abril junto con otras 22 momias reales desde el Museo Egipcio en un espectacular desfile.

Entre las dos decenas momias reales exhibidas en el nuevo museo, la de Amenhotep es la única que conserva su máscara funeraria y una corona que la diferencia del resto.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.