Últimas funciones de “Cintas de Seda”
A+

A unos pocos días de haberse conmemorado el Día Internacional de la Mujer, llega a su fin la obra “Cintas de Seda” del dramaturgo cubano Norge Espinosa Mendoza, dirigida por el incansable Alberto ísola y protagonizada por Magali Bolívar y Montserrat Brugué, acompañadas de Augusto Mazzarelli en el acogedor Teatro de Lucía de Miraflores.

La actriz Magali Bolívar es la pintora mexicana Frida Kahlo, su representación es correcta, con momentos realmente sublimes, como los ataques de vulgaridad intencional que hace que entendamos su alma atormentada por un cuerpo constantemente sufriente y un amor enfermizo y visceral hacia el muralista Diego Rivera. Mientras que Monchi Brugué construye de forma soberbia a la monja y escritora, también mexicana, sor Juana Inés de la Cruz, quien brilla en cada escena que sale.

Estas dos valientes, atrevidas y liberales mujeres, de la misma nacionalidad, pero de dos tiempos diferentes y muy lejanos entre sí, son y serán siempre un referente para todas las mujeres que buscan no quedarse calladas ante cualquier atisbo de violencia, ya sea verbal, física o psicológica de parte de las sociedades machistas que siguen vigentes en este mundo que trata día a día de ser más igualitario.

Alberto Ísola  decide montar “Cintas de Seda” con la misma escenografía de “La Piedra Oscura” (que narra los últimos días de Rafael Rodríguez Rapún, último amor de Federico García Lorca), haciendo del escenario cárcel – hospital, ese lugar de encierro donde nos colocan nuestros miedos, los prejuicios, las diferencias y sobre todo los momentos de violencia que podamos tener como seres humanos.

“Cintas de seda” recibió el Premio Nacional de Dramaturgia José Jacinto Milanés 2006 por presentar a la rebelde pintora en un diálogo intenso con la polémica monja, exponiendo sus particulares visiones del arte y estableciendo el contrapunteo de sus prodigiosas mentalidades en medio de la pobreza social en que desarrollaron sus creaciones.

La obra que de cierta forma exige al espectador saber un poco de las biografías de tan destacadas mujeres se desarrolla con fluidez por la actuaciones de la damas, por los textos de Espinosa Mendoza y por la música de fondo que nos transporta con estas dos mujeres a un espacio – mundo paralelo que bien puede ser la muerte, la que tanto reclaman Kahlo y De la Cruz para ser realmente libres; una de las presiones sociales que denota la pintura como arte y la otra de su propia mente demasiada lista para ser monja, pero sobre todo para ser mujer.

No se la pierda

Solo queda hoy domingo 11 a las 7pm y mañana lunes 12 a las 8pm en el Teatro de Lucía (calle Bellavista 512, Miraflores) para ver “Cintas de Seda” y escuchar las voces de dos mujeres que pasaron a la historia por su genialidad y valentía.

Por Omar Amorós  – [email protected]