Una mirada clásica a la pasión por el cine

Director y guionista da rienda suelta a su amor por el séptimo arte, con un tinte clásico e histórico.


Jano Burmester es un peruano dedicado en cuerpo y alma a la realización cinematográfica en su haber, tiene trabajos que retratan parte de su vida y mira con optimismo el futuro del cine en el Perú, pero desde una perspectiva alternativa, sin descartar dar el gran salto a las grandes producciones, ello con la finalidad de conquistar nuevos mercados que den realce a un trabajo hecho en el celuloide.

¿Apuestas por el trabajo en súper 8 y 16 milímetros cuando el mundo ya está migrando al digital?

Buenas, gracias por tu pregunta, así te respondo que no descarto el digital, de hecho lo utilizo como una suerte de bitácora en mis trabajos, pero el trabajar en súper 8 y 16 milímetros es también el afán por conservar una memoria fílmica, no solo es un asunto de ‘feeling’.

¿Por qué género del cine apuestas?

Apuesto por el cine autoral, donde puedo descubrir a la persona y los espacios donde trabajo, quiero hacer un retrato vivo de los lugares donde he trascendido. Tuve la oportunidad de estudiar en Argentina y trabajar en un cortometraje, ‘Regreso’. Apuesto por un cine más intimista, en ese sentido espero que mi trabajo llegue a un público más comercial, quiero hacer un retrato vivo de cómo he trascendido en mi vida.

Entonces, ¿tu primer trabajo fue un documental?

No, mi primer trabajo fue ficción, un corto de 18 minutos, pero que tiene algunos elementos documentales ya que lo realicé en mi casa. Para este trabajo convoqué a diferentes profesionales que confiaron y apostaron por mí.

Entonces, ¿tú naces en el cine independiente?

Como te digo, apuesto por el cine intimista. Ahora, entre mis próximos proyectos está un trabajo que habla de la inmigración china al Perú, allí ya apuesto por lo comercial donde hay un mayor presupuesto. Este trabajo es un reto, que nos lleva a hablar del sincretismo que nos une con China, ya sea por un tema cultural, económico y hasta gastronómico, es un trabajo que se va a filmar en celuloide, ello es una apuesta por dejar un registro histórico, que trascienda.

¿Qué consigues con el celuloide que no consigues con el digital?

Ojo, no descarto ni desaliento el uso del digital, pero con el celuloide logro inmortalizar el tiempo; así, más que un tema de costos, pienso en lo que necesita mi obra.

¿Eres un cineasta de largo aliento?

Ahora estoy postulando al fondo de distribución por el Ministerio de Cultura con ‘Hogar’, una película que me costó 12 años de tiempo. Es una película con formato digital y formato de súper 8, es un trabajo que costó mucho esfuerzo, pero que saqué adelante. Ahora busco concretar una textura cinematográfica, es una inversión fuerte, pero busco calidad.

¿Ahora vas por otro proyecto?

Tengo un proyecto apoyado por una oenegé que se llama Generación, que apostó por mi trabajo donde cuento historias de jóvenes que salen adelante desde la calle, es un trabajo donde exploro vivencias de jóvenes de la calle que son bastante reales y se llama ‘Parece que aquí hay una película’. Es que fue un proyecto con el cual me encariñé. Son tres personajes, Rodrigo, Luis y Sarumi, adolescentes entre 16 y 22 años, chicos que han crecido con la ausencia de los padres y que han salido a hacer su vida. Un tema sumamente interesante que retrata no solo nuestro país, sino el mundo crudo en el cual vivimos.

Por Vladimir Rendón Acat

SEGUIR LEYENDO:

Tambo desconcierta a clientes con alarmante alza de precios 

Fátima Foronda: artista peruana llenará de color el primer centro psicológico de Cusco 

Laurie Halse Anderson gana el galardón Astrid Lindgren 

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.