Valentín Amaro: Artífice de talleres literarios
A+

POR WILLY DEL POZO

Desde que conocí a Valentín en la FIL Lima, hemos compartido una sólida amistad que se consolida cada año y donde he aprendido mucho de su experiencia y calidez. Además de sus publicaciones, su voluntad de unir al Caribe en publicaciones constantes y que estas también lleguen a nuestra tierra ha sido parte de su quehacer como promotor.

Estuviste en la Dirección de la Feria del Libro de Santo Domingo, ¿cómo ha evolucionado en los últimos años?

Es el evento cultural más importante de mi país, reconocido en la región por escritores y organizadores de otros similares. Es grandiosa la participación de librerías, editoriales, bibliotecas, así como de niños, jóvenes y adultos, quienes por años han sido protagonistas del mismo. Con la llegada de la pandemia, en el año 2020, realizamos una primera edición virtual, con muy buena aceptación. Es nuestra esperanza que la feria siga avanzando por rumbos renovados, acordes a estos tiempos que nos han tocado vivir.

¿Qué autores han surgido del taller literario que diriges “Narradores de Santo Domingo”?

Es una auténtica cantera de escritores quienes iniciaron su trabajo en el ardor de las reuniones semanales que hacíamos en el Ministerio de Cultura. Puedo citar algunos nombres como Héctor Santana, Fernando Berroa, Niurca Herrera, Rodolfo Báez, Vladimir Tatis, Daniel Olivo, Moisés Santana, Elena Ramos, Yuniris Ramírez, Miguel Acosta, entre otros. Es un espacio que durante once años de intensa actividad literaria no ha parado de crecer. La pandemia hizo que nuestras reuniones fueran virtuales y eso acrecentó el número de participantes. Ahora tenemos integrantes de varias latitudes del planeta.

Como promotor cultural, ¿qué políticas se deben gestar desde el gobierno para el incremento de la lectura?

Nuestro gobierno debe continuar creando políticas de libre acceso a los libros. Hemos comprobado que, en la medida que hacemos que los libros lleguen a la gente, en esa misma medida las personas se integran a los espacios como clubes de lectura, talleres literarios, entre otros. También es de suma importancia el apoyo a los escritores y editores, y que todo esto se contemple dentro de un plan nacional de fomento lector.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.