Alianza Lima: Hoy se cumplen 33 años de la tragedia aérea del Fokker-F 27
A+

“La gente de Alianza Lima se va se va. Para jugar en la gloria por navidad. Salieron de la Victoria para triunfar”. Es una letra mística de la canción “De La Victoria a la gloria” compuesta por Augusto Polo Campos. Cada 8 de diciembre esta canción cala en lo más hondo de los hinchas de Alianza Lima y del fútbol peruano.

Alianza Lima recuerda hoy a sus mártires, aquellos jóvenes futbolistas que desaparecieron hace 33 años en el mar de Ventanilla, donde el avión que los traía desde la selva se precipitó un 8 de diciembre de 1987, transformándose en una de las más grandes tragedias del fútbol peruano.

El plantel de Alianza Lima volvía de Ucayali, donde había vencido por 1-0 al Deportivo Pucallpa con gol de Carlos Bustamante por el Torneo Descentralizado. Luego del partido, los dirigidos por el histórico entrenador nacional Marcos Calderón se subieron al Fokker F-27, un avión alquilado para los viajes de ida y regreso.

El viaje de regreso se realizó el 8 de diciembre en un avión Fokker de la Marina de Guerra del Perú, el cual se precipitó al mar cuando se encontraba a escasos kilómetros del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. La búsqueda por parte del equipo especial duró hasta la mañana siguiente.

PUEDES VER | Comité Disciplinario de la FPF declaró infundado reclamo de Alianza Lima contra Sport Huancayo

Fueron 43 las personas que fallecieron en ese trágico accidente que enlutó al fútbol peruano. Se trató de 16 jugadores, seis miembros del cuerpo técnico, cuatro auxiliares, ocho miembros de la barra, tres árbitros y seis tripulantes. Solo hubo un sobreviviente: el piloto, Edilberto Villar Molina, hoy de paradero desconocido.

Entre las víctimas se encontraban el entrenador Marcos Calderón y José Caíco’ González (tío de Paolo Guerrero), César Sussoni, Carlos Bustamante y Luis Escobar, quien era la figura y promesa del plantel. Algunos cuerpos nunca aparecieron.

El único sobreviviente fue el piloto. Edilberto Villar, quien fue hallado ileso en el mar, pero nunca hubo ningún testimonio. Incluso, se dice que no volvió a presentarse ante su familia. Las especulaciones apuntan a que dejó el país y cambió de identidad. Aunque hay muchas versiones e hipótesis, la más comentada habla de una falla humana.

Conmoción mundial

La noticia del accidente dio la vuelta al mundo. Bobby Charlton, desde Londres, manifestó su tristeza de manera pública al enterarse de lo sucedido. Personalmente vivió algo similar con la tragedia de Múnich el 6 de febrero de 1958, donde murió parte del plantel del Manchester United.

Asimismo, el club uruguayo Peñarol jugó la Copa Intercontinental en Tokio con crespones negros en la camiseta, en un gesto de solidaridad con el equipo peruano. Luego del accidente, en el país se percibió una sensación de desconcierto y una profunda tristeza general.

PUEDES VER: Freddy Ames: «Si solo Alianza Lima tiene ingresos por derechos de TV, los demás equipos de la Liga 2 no vamos a jugar»

Gente ligada al club aliancista como simpatizantes, jugadores, amigos y los familiares de las víctimas acudieron a las playas de Ventanilla y al Estadio Alejandro Villanueva en pos de noticias y sumarse al dolor.

Diversos medios de comunicación resaltaban el hecho con portadas incluso varios días después del accidente, acentuándose conforme el mar devolvía los cadáveres de las víctimas. Alianza Lima terminó el campeonato de 1987 jugando con juveniles y algunos jugadores prestados por el club chileno Colo-Colo.

DATO

Hoy el club aliancista realizará la misa de conmemoración por los 33 años de esta tragedia y será transmitida a través del Facebook y el de “Llamados a la misión”.

VIDEO

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.