Amistoso Internacional: Argentina vs. Venezuela (1-3)

Argentina no pudo con Venezuela en el Wanda Metropolitano en el retorno de su máxima figura Lionel Messi por el amistoso de la fecha FIFA.

Para este partido se esperaba a una selección Argentina contundente y con una idea de juego, ya que tenía el retorno del 10. Todos los ojos estaban puestos en la estrella del Barcelona para que la albiceleste pueda salir de una situación futbolísticamente complicada.

Para este partido se observó a un Lionel Messi fatigado, por más que estuvo en todo el partido en el campo y es ahí que las cosas no le salían para que su selección tome el control del partido. La Albiceleste es él y necesita de sus piernas y de toda la calidad que demuestra cada vez que juega con el Barcelona.

Un seleccionado albiceleste que genera muchas dudas, no se ve el cambio. A pesar que en estas últimas convocatorias han aparecido jugadores nuevos e incluyendo al técnico Scaloni que intenta proponer otra idea juego pero Argentina sigue en las mismas.

Esta vez, Scaloni probó con la poción mágica de Leo pero el experimento fue un desastre. Messi entró en la mezcla y de nada sirvió. El nuevo sistema defensivo quedó retratado por una Venezuela que tuvo una actuación como para ilusionarse.

Con respecto a Venezuela, se observó un equipo luchador, con la mentalidad de que saben a lo que juega, con una presión inteligente, aliento en el cogote, orden y a correr. Para mostrar todo estos factores se reflejó en el primer tanto. Rosales metió un buen balón que retrató a Mercado y fue un dulce para Rondón, que la controló con una calidad increíble y definió con contundencia.

Venezuela se adelantó y Argentina esperó a ver qué hacía Messi, que no apareció hasta la media hora. Un jugadón, tres rivales por el suelo y un centro a Lautaro que estropeó Faríñez con un paradón.

Armani retrasó lo que llegó después, el segundo de la Vinotinto tras un golazo de Murillo.

En el segundo tiempo, la situación empeoró porque Messi siguió sufriendo. Hubo amarillas, cambios y hasta un gol argentino que fabricó Lionel, era el único, lo demás jugadores no aparecían en lo individual ni en lo colectivo. Marcó Lautaro, como también hizo Josef Martínez, de penalti. Para cerrar una noche para la esperanza venezolana. Y otra para que Messi siga cansándose de la situación que vive con su selección.

Puede encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.