Barcelona – Brasil: Un resumen de uno de los amistosos más extraños de todos los tiempos
A+

A lo largo de los años, clubes y países se han enfrentado en varios amistosos extraños. En 1989, el Arsenal jugó y ganó a Francia en el antiguo estadio de Highbury, mientras que el Queens Park Rangers recibió a China en Londres en 2007. Sin embargo, un amistoso que parece más un juego de PlayStation que la realidad es cuando el Barcelona se enfrentó a Brasil.

Las páginas de apuestas deportivas suelen favorecer a estos dos grandes equipos sin importar a quién se enfrenten, pero en 1999, con motivo del centenario del Barcelona, la Seleção se dirigió al Camp Nou para enfrentarse en un loco partido de exhibición.

Louis van Gaal era entonces el entrenador del Barça, mientras que Vanderlei Luxemburgo dirigía a Brasil por primera vez en su corta etapa de dos años al frente de la selección. Como es lógico, ambos equipos estaban plagados de leyendas del fútbol. Antes de entrar en materia, veamos las alineaciones.

Barcelona: Rudd Hesp, Michael Reiziger, Pep Guardiola, Abelardo, Luís Figo, Sergi, Phillip Cocu, Patrick Kluivert, Luis Enrique, Boudewijn Zenden, Frank de Boer

Brasil: Rogério Ceni, Zé Maria, Odvan, Rafael Scheidt, Flávio Conceição, Roberto Carlos, Márcio Amoroso, Emerson, Ronaldo, Rivaldo, Romário

Antes de que comenzara el partido, cientos de leyendas del Barça desfilaron por el terreno de juego empapado por la lluvia para empaparse del ambiente de las bulliciosas gradas del Camp Nou antes de lo que iba a ser una noche de fútbol tentadora.

Por supuesto, había muchas caras conocidas en la selección brasileña para el equipo español. Mientras Rivaldo se alineaba para enfrentarse a sus actuales compañeros de equipo, sus compañeros de ataque, Ronaldo, que había sido vendido al Inter de Milán justo un año antes del partido, y Romário, habían militado en el Barça en el pasado.

No pasó mucho tiempo antes de que Ronaldo recordara a sus antiguos compañeros y a los seguidores del Barcelona de lo que es capaz. Justo antes de cumplirse los 30 minutos, el delantero hizo uso de su inmensa velocidad, que ya poseía antes de que las lesiones le pasaran factura, para recibir un pase de Romário, zafarse de la defensa anfitriona, sortear a Hesp en la portería y deslizar el balón hacia la red.

Sin embargo, la ventaja de Brasil no duró mucho, ya que Ceni, autor de más de 100 goles en su carrera, dejó caer el centro de Zenden en la trayectoria de Enrique. El futuro entrenador del Barça remató de volea a bocajarro y los anfitriones volvieron a tener la oportunidad de meterse en el partido.

Si había un jugador más destinado a marcar que Ronaldo, ése era Rivaldo, y así lo hizo. El brasileño, que en sus mejores tiempos era el favorito para marcar en las apuestas, disparó de primeras a la esquina superior izquierda superando a Hesp desde el borde del área. En ese momento, el Barcelona probablemente se estaba arrepintiendo de haber rechazado la oferta de Rivaldo para jugar con ellos en lugar de con Brasil.

Sin embargo, la situación no terminó para los anfitriones, ya que un nuevo error del guardameta de la Seleção, Ceni, les permitió volver a meterse en el partido. El portero paulista debería haber recogido con facilidad el débil lanzamiento de falta de Figo en el área. Sin embargo, se le escapó de las manos y el internacional holandés Cocu estuvo a punto de marcar el gol del empate.

El partido terminó 2-2 y, no sabemos ustedes, pero nos encantaría ver una reanudación del encuentro en el futuro.