Iker Casillas: «Todo controlado por aquí, un susto muy grande pero con las fuerzas intactas»

Iker Casillas publicó una foto en su perfil de Instagram después de que sufriera un infarto lo que provocó que se le tuviera que realizar un cateterismo en el hospital CUF de Porto.

El arquero del Oporto se sintió indispuesto en el entrenamiento, el meta sintió algo extraño durante un ejercicio y se paró el entrenamiento. Le sacaron del entreno y acudió a los médicos del club. Tras ser observado por ellos, tal y como establece el protocolo del conjunto luso, fue derivado al hospital.

TAMBIÉN PUEDES VER: Internacional vs. Flamengo: Cuadro de Paolo Guerrero venció 2 a 1 [VIDEOS]

El exarquero de la selección española, en principio fue trasladado de la unidad de cuidados intensivos a la unidad de cuidados medios, posteriormente el meta del Oporto quiso mandar un mensaje tranquilizador a sus familiares y seguidores, «estoy tranquilo», para minutos después terminar un último mensaje positivo publicando en sus redes sociales una foto suya en la que daba las gracias y mostraba su mejor cara tras «sufrir un susto muy grande».

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Todo controlado por aquí, un susto grande pero con las fuerzas intactas. Muchísimas gracias a todos por los mensajes y el cariño ???

Una publicación compartida por Iker Casillas (@ikercasillas) el

Cabe recordar que el portero español había sufrido un infarto de miocardio durante el entrenamiento del Oporto. El portero tuvo que ser hospitalizado, pero se encuentra fuera de peligro. Se le ha realizado un cateterismo y está ingresado en el hospital CUF Porto. Aunque ya ha enviado un mensaje a sus más allegados tranquilizándoles.

El propio Iker fue al hospital encontrándose bien y fue allí, al llegar al centro médico, cuando los doctores vieron que estaba sufriendo un proceso de infarto con obstrucción de la arteria coronaria derecha. En ese momento saltan las alarmas y enseguida se le practica un cateterismo para revertir la situación.

Cabe señalar que Casillas está a punto de cumplir 38 años, lleva desde 2015 en el Oporto y acaba de renovar su contrato por una temporada más otra opcional. «Estoy seguro de que no será su último contrato. Ha dejado constancia Iker que ama este club y esta ciudad. Y no se ha movido nunca por dinero», decía el presidente Pinto Da Costa tras la renovación.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.