HOMBRE DE FE

Rinaldo Cruzado cree que Alianza Lima aún puede ganar el Apertura

“Las esperanzas siempre están ahí. Tenemos opción y no bajaremos los brazos”, afirmó.

  • Fecha Miércoles 22 de Agosto del 2018
  • Fecha 12:00 am



Optimismo total. El volante de Alianza Lima, Rinaldo Cruzado, expresó su confianza de arrebatarle el primer lugar a Sporting Cristal y conquistar el Torneo Apertura este fin de semana. El popular “Ri” sabe que la tarea es difícil y el primer reto será mañana jueves cuando enfrente al UTC de Cajamarca en el estadio de Matute (20:00 h).

“Tenemos un partido muy complicado y solo buscaremos el mejor resultado. Las esperanzas [de campeonar] siempre están ahí, sabemos que tenemos opción y no bajaremos los brazos hasta el último. Nuestros hinchas pueden estar tranquilos, que vamos a dejar todo en la cancha para regalarles una alegría”, afirmó.

Cruzado lamento haber fallado un penal ante el Sport Huancayo, en la jornada anterior. Alianza Lima igualó con el “Rojo matador” (1-1) y dejó escapar una gran oportunidad de acercarse a Sporting Cristal. “El plantel está convencido de que sumamos un punto importante, aunque hubiera sido bueno ganar en Huancayo”, sentenció.

En tanto, Alianza Lima presentó ayer sus descargos ante la Comisión de Justicia de la ADFP tras el reclamo presentado por el UTC, que solicita se le otorguen los tres puntos. Hoy debería conocerse la resolución para que el choque programado para mañana jueves en Matute se desarrolle con normalidad.

“Lo que se pueda hablar no depende de mí, nosotros nos preparamos e imaginamos que se va a jugar el partido y que UTC va a estar en la cancha”, declaró el técnico Pablo Bengoechea.

SÍ SE JUEGA

“El partido entre Alianza y UTC se juega el jueves en Matute. Incluso, la gente de UTC ya tiene los pasajes para llegar a Lima, si lo hacen o no ya es potestad de ellos”, comentó el presidente de la ADFP, Hugo Duthurburu.










Top
Salvador del Solar reconoce haber llamado a Sánchez para que aplace caso Salaverry

Salvador del Solar reconoce haber llamado a Sánchez para que aplace caso Salaverry