Selección de Irán reta al régimen islámico por protestas [VIDEO]

Jugadores del combinado patrio iraní taparon el escudo de sus camisetas en cotejo amistoso ante Senegal. Tampoco celebraron los goles.

Las protestas en Irán por la muerte de la joven de 22 años Mahsa Amini, después de su arresto por la policía, han destapado la indignación de todo un pueblo en contra del régimen islámico. Y este sentir también se trasladó a la selección nacional de fútbol del país, cuyos jugadores hicieron sentir su posición.

En el cotejo amistoso entre Irán y Senegal jugado la tarde del martes en el BSFZ-Arena de Austria, el plantel iraní cantó el himno con casacas negras, ocultando el escudo de sus camisetas. En ellas, se encuentra estampado el escudo del régimen islámico.

Irán empató 1-1 con Senegal y el tanto anotado Zandar Azmoun (34 minutos) no fue celebrado por sus compañeros. Apenas unos abrazos entre los protagonistas, pero sin festejos. Esto como medida de protesta.

TAMBIEN LEE: Perú en ranking FIFA: Sepa la posición de la selección y a qué países supera

Como se recuerda, el pasado 13 de septiembre, Mahsa Amini de tan solo 22 años y originaria de la ciudad de Saqez, en la provincia del Kurdistán, se encontraba junto a su familia en la capital Teherán. Durante su visita, la joven fue intervenida por agentes de la Gasht-e Ershad (Patrulla de Orientación), un controvertido cuerpo policial dedicado a fiscalizar el cumplimiento de las normas de pudor instauradas en el país luego de la revolución islámica de 1979.

Si bien la denominada ‘policía de la moral’ supervisa tanto a hombres como a mujeres, son estas últimas las que poseen mayores restricciones en el día a día. Tienen prohibido, por ejemplo, usar pantalones ajustados, jeans rasgados, vestimentas muy coloridas, mostrar las rodillas, utilizar maquillaje y escuchar música en sus autos. Pero, sobre todo, deben cumplir con el uso de la hiyab, un velo que cubre el cabello y cuello, mientras estén en público. Esta regla aplica a todas las mujeres que se encuentren en el país, independientemente de la fe que profesen.

La detención de Amini habría respondido a un uso incorrecto de la hiyab durante su paseo familiar y la sanción impuesta fue el envío a una comisaría para cumplir con una hora de «reeducación». Mahsa Amini, de 22 años, murió tres días después de haber sido detenida por la ‘policía de la moral’ iraní durante un viaje familiar en Teherán.

A partir de ese momento, miles de ciudadanos salieron a protestar hasta el día de hoy en distintas provincias del país asiático, generando severos enfrentamientos entre la Policía y la ciudadanía. De acuerdo a cálculos, se estima que desde el inicio de las revueltas se han contabilizado 75 fallecidos.

TE PUEDE INTERESAR: 

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.