LUEGO DE DESCUBRIR VEHÍCULO TÁCTICO CON EQUIPO DE IMÁGENES  FRENTE A SU VIVIENDA

Alan responsabiliza a Martín Vizcarra por ‘chuponeo’

Lamenta que ‘prácticas montesinistas’ se sigan utilizando en el Perú.

Alan García asegura que presidente Martín Vizcarra ordenó ‘chuponeo’ en su contra. (FOTO: EXPRESO)
  • Fecha Jueves 6 de Diciembre del 2018
  • Fecha 6:00 am



Un terremoto político con epicentro en la urbanización El Rosedal, en Miraflores, fue lo que se vivió desde las 6:45 de la tarde, cuando militantes apristas descubrieron una camioneta de tipo “táctico” de la Policía Nacional, apostada en los alrededores de la residencia del expresidente Alan García Pérez.

Al conocer el hecho, el líder aprista salió de su vivienda y denunció presuntas interceptaciones de sus comunicaciones, al tiempo de apuntar con el dedo acusador al Gobierno de Martín Vizcarra, al que responsabilizó por el supuesto espionaje.

“Me informan que ha estado más de 15 días en las inmediaciones y ha habido ‘chuponeo’ y que lamentablemente con ayuda de personal uniformado han retirado un maletín con todas las escuchas”, declaró García.

Ello fue avalado por el dirigente aprista Omar Quezada y el secretario de García, Ricardo Pinedo, quienes aseguraron que el vehículo estacionado, una camioneta ploma de placa EPC-280 que tenía el rótulo de prensa, contenía un equipo de interceptación.

Ni bien se hizo pública la denuncia apareció un patrullero del cual salió un efectivo de la Policía para llevarse un maletín que se encontraba dentro del vehículo antes citado.

Ello provocó la reacción de los militantes apristas que, por todos los medios, intentaron impedir que se lleven el maletín, pero un contingente de policías intervino y logró que el patrullero se llevara el material que contendría la valija.

Mientras tanto, dirigentes y militantes apristas lograron detener la camioneta. Varios medios de comunicación exhibieron una foto del interior del vehículo en el cual se encontrarían varios equipos, entre ellos un TVU Networks TE4200 HD, transmisor de montaje en rack (1RU) que usa módulo de módem y red de antenas con entradas SDI / HDMI, IS.

En la jerga policial, el vehículo es denominado OEBI (Orientación del Esfuerzo de Búsqueda de Información). Fuentes de EXPRESO vinculadas a la PNP aseguran que cumple una doble función, de seguridad y de interceptación de las comunicaciones.

De acuerdo a la información transmitida por una televisora local, la misma camioneta apareció el pasado lunes en la embajada de Costa Rica, con miembros del grupo Terna de la Policía Nacional. También se lo vio en los alrededores de la embajada de Uruguay. Según los registros públicos, el citado vehículo pertenece al Ministerio del Interior.

Cabe recordar que horas antes de que Uruguay negara el pedido de asilo para el expresidente Alan García, se señalaba a través de las redes sociales que García estaba buscando refugiarse en otra embajada y se mencionó a la de Costa Rica como posible opción.

 

“PRÁCTICAS MONTESINISTAS”

Alan García lamentó que “las prácticas montesinistas sigan en marcha”. También responsabilizó de este hecho al presidente Martín Vizcarra, a quien le dijo: “Así no se hace un referéndum”.

“Me parece muy grave y dice muy poco del Estado de derecho en Perú. Creo que esto no es dable y menos en vísperas de un proceso electoral y un referéndum. Lamento mucho que las prácticas montesinistas sigan en marcha (…). El gran responsable es Vizcarra”, sentenció.

El exmandatario exigió al Ministerio del Interior responder por el origen del vehículo y por los oficiales que fueron a resguardarlo. “Estoy simplemente en condición de víctima; espero que el Congreso actúe y que la Fiscalía, que tantos problemas genera, actúe ante este delito flagrante”, señaló.

El líder aprista dijo estar seguro de que durante su permanencia en la embajada de Uruguay hubo una intervención similar.

“Creo que esto es clarísimo y estoy convencido de que en la propia Embajada del Uruguay hubo una intervención de este tipo, lo cual me parece absolutamente deshonesto y reñido con las prácticas internacionales. Esto no es dable y menos en vísperas de un proceso electoral y un referéndum. Así no se ganan los referéndum”, agregó.

INGRESO DEL FISCAL

Alrededor de las nueve de la noche llegó el fiscal Erick Linares para constatar la denuncia del expresidente.

En el lugar, se encontraba el ex secretario general del Apra, Omar Quezada, el expremier y hoy congresista Jorge del Castillo, así como otros miembros del partido.

 

 INVESTIGADO

Alan García es investigado por presunto lavado de activos por los sobornos de la empresa Odebrecht durante su segundo gobierno.

El líder aprista recibió el lunes pasado la negativa de Uruguay a su pedido de asilo, tras declararse un perseguido político, después de que un juzgado ordenó su impedimento de salida de Perú.

 

Entrega pasaporte a la Fiscalía

En horas de la mañana, Alan García informó que había hecho entrega de su pasaporte, constancia de domicilio y certificado de trabajo al fiscal José Domingo Pérez, como constancia de que permanecerá los próximos 18 meses en el país, y anunció que retomará su vida laboral y partidaria.

“Creo que es importante confiar en lo dicho por el presidente [Martín Vizcarra] y el titular del Poder Judicial, quienes aseguraron que hay independencia de poderes y que no hay persecución política […], confiando en lo expresado presentaré inmediatamente mi pasaporte, constancia domiciliaria y certificado de trabajo para asegurar que me quedaré aquí los próximos 18 meses”, indicó en su primeras declaraciones luego que Uruguay le negara el asilo.

El exmandatario también señaló que el fiscal superior, jefe del Equipo Especial de Lavado de Activos, Rafael Vela, aseguró que en su caso no estaba justificada una detención preliminar o preventiva.

García dijo que el asilo no tuvo éxito por las presiones políticas existentes, pero destacó que ha servido para que la comunidad internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sigan de cerca el respeto a la Constitución y ley.

 

VIGILANCIA ESPECIAL FUE SOLICITADA POR ENTORNO DEL EXJEFE DE ESTADO

Ministro del Interior descarta interceptaciones ilegales

El ministro del Interior, Carlos Morán, dijo estar indignado por la denuncia de una presunta interceptación al expresidente Alan García, ya que la vigilancia que efectuaba un grupo policial especializado en las afueras de la casa del líder político, fue solicitada por el secretario y amigo personal del exmandatario, Ricardo Pinedo.

“Pinedo me pidió que garanticemos la seguridad del expresidente y de su familia y ese fue el compromiso que asumí personalmente. Me decía que el Presidente ‘tenía miedo’ de que haya una orden de captura en su contra y yo le dije que no había ningún trámite de ese tipo”, afirmó durante una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el alto mando policial.

Tras rechazar la existencia de algún hecho irregular, Morán dijo que luego de recibir llamadas de diversos congresistas apristas quienes le efectuaron el mismo pedido que Pinedo, su despacho ordenó la elaboración de un plan policial para garantizar la seguridad de Alan García.

“Me sigue sorprendiendo esa actitud de victimizarse ante la opinión pública, en el gobierno de Vizcarra no existen este tipo de prácticas [de interceptación], es por eso que estamos indignados. Estoy esperando de que el fiscal termine con su trabajo para lacrarlo [el vehículo] si es posible”, añadió.

El ministro detalló que la camioneta interceptada por los militantes apristas es de táctica y de monitoreo de imágenes, con el cual se efectuaba el trabajo de protección para el exmandatario.

“Nosotros podríamos hacer una denuncia contra esa multitud que ha maltratado al personal que estaba haciendo un servicio a solicitud de Pineda. Inclusive los efectivos han perdido celulares y han sufrido la rotura de sus ropas”, comentó.

Pocos minutos después, el ministro del Interior, Carlos Morán, declaró a diversos medios de comunicación que no se extrajo maletín alguno de la camioneta y que todo lo que contenía continuaba en el interior de la misma, en espera de que el fiscal de turno llegue para efectuar las diligencias respectivas.

“No hay equipos de chuponeo ni nada en esa camioneta. El maletín está en el patrullero y se está esperando que venga el fiscal porque no se ha sustraído nada, todo está allí. Lo del maletín se va a verificar porque no hay nada irregular, es una laptop de uso personal”, sostuvo, aunque dijo desconocer los hechos con exactitud porque no estaba viendo los noticieros.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.










Top
Reuniones fantasma precedieron entrega de gasoducto del sur

Reuniones fantasma precedieron entrega de gasoducto del sur