Bancos hacen de las suyas con intereses
A+

En los últimos años, antes de la pandemia de la covid-19, el Perú ha registrado un crecimiento económico sostenido que independientemente de las cifras ascendentes, ese desarrollo se ha visto reflejado en la consolidación de enormes emporios comerciales, malls repletos de tiendas por departamento, implementación de todo tipo de servicios e inversiones en general.

De manera paralela, también se ha podido observar la facilidad con la que los peruanos hemos podido disponer de fuentes de crédito para financiar inmuebles, vehículos o implementar un nuevo negocio a través de un crédito bancario, el mismo que para miles de peruanos se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza, debido a los intereses sumamente elevados, que en muchos casos han impedido que los usuarios puedan honrar sus deudas y, finalmente, cumplir sus sueños.

Es precisamente en este aspecto que los últimos gobiernos no han visto con atención una serie de detalles y no es que hayan pasado desapercibidos, sino que al parecer ha sido preferible hacerse de la “vista gorda” y, de esa manera, evitarse conflictos con un sector poderoso que ha logrado tener a millones de peruanos endeudados.

Efectivamente, los conocedores afirman que en el Perú cuando se accede a un crédito, los intereses son bastante altos, que incluso cuando se trata de retails, pueden llegar hasta 400%, dependiendo de la morosidad.

Esta condición coloca a nuestro país en uno donde los prestamistas pagan el mayor interés por un crédito personal, respecto a todos los países de la región, solo por debajo de Brasil.

Sin embargo, también se ha observado con preocupación, que cuando una persona tiene ahorros en una entidad bancaria, el interés que percibe por el dinero ahorrado es extremadamente bajo, a pesar de los atractivos anuncios publicitarios que dicen todo lo contrario, lo cual crea desconcierto y una evidente insatisfacción.

POR: JUAN PABLO CHIRITO

Encuentra la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.