Cifras de contagios no son reales
A+

Las cifras entregadas por el Poder Ejecutivo respecto a las personas que han sido infectadas con el coronavirus Covid-19 no serían reales, debido a que el Gobierno ha usado en mayor medida las pruebas rápidas, las cuales pueden arrojar como resultado un falso negativo.

Así lo indicó a EXPRESO el ex jefe del Instituto Nacional de Salud (INS), Ernesto Bustamante.

“La data que tenemos está viciada, no representa la realidad (…). Esa cifra que se ha dado hoy (ayer) de infectados, no es real, porque se están mezclando dos métodos diferentes. De esas 9,000 pruebas, solo 1,000 deben ser las moleculares, pero las demás son las pruebas rápidas, que representan infecciones antiguas, los llamados falsos resultados serológicos, pero no es lo mismo que la prueba molecular. Por eso no se pueden sumar”, indicó.

Añadió que la prueba rápida no detecta el virus sino el anticuerpo que algunas veces se forma contra el Covid-19, por eso pierde la posibilidad de detectar pacientes infectados que quizás no tengan síntomas, pero no saben que están infectados, y pueden estar aproximadamente dos semanas sin saber que tienen el virus.

El médico remarcó que solo la aplicación de pruebas moleculares permitirá tener una cifra exacta las personas infectadas con el coronavirus, y enfatizó que las cifras que otorga el Gobierno no son reales.

“Aplicar la prueba rápida en estos momentos, luego de 14 días, es solo buscar qué personas han generado anticuerpos, pero sin embargo no nos responde a la pregunta original, es decir ¿cuántos están infectados? Lo peor es que se están sumando los dos resultados, los de las pruebas moleculares, que sí son certeros, con las pruebas rápidas.

Eso genera una distorsión estadística (…). Lo real son los resultados de las pruebas moleculares, y habremos hecho unas 22 mil pruebas moleculares en el país. El problema es que el Perú se quedó dormido, y no adquirió las pruebas moleculares”, enfatizó.

ASINTOMÁTICOS

Posición similar tuvo el presidente del Comité de Salud Pública del Colegio Médico, César Montoya, quien dijo que “lo ideal hubiera sido la aplicación de pruebas moleculares” en el país, para tener una cifra más exacta de personas contagiadas, aunque indicó que en la situación actual en la que nos encontramos, es necesario aplicar de forma correcta y precisa por lo menos la prueba rápida.

“El Ejecutivo debería buscar que la pruebas rápidas se efectúen en los lugares donde existen más aglomeraciones de personas. Esa sería la verdadera realidad de cuántas personas están contagiadas en el país. Ese sería una muestra poblacional, ese es un buen tamizaje poblacional. Lo que se está haciendo es que los que llegan a los hospitales con algún síntoma, se les aplica la prueba. Si salieran algunas pruebas que sean indeterminadas, que no sean positivos ni negativos, durante estas evaluaciones en lugares aglomerados, se podría aplicar la prueba molecular”, explicó.

Añadió que si se realizara el referido tamizaje, no se tendría la cantidad de infectados con el Covid -19 que el Gobierno informa tener, y por el contrario existiría una cifra real que sería mucho mayor a la anunciada por el Ministerio de Salud.

“Era necesario adquirir las pruebas moleculares, aunque esas pruebas demoran tres o cuatro días para dar resultados, pero era mejor. Sin embargo, ya estamos contra el tiempo, y en ese marco, creo que se podría hacer la prueba rápida como corresponde”, agregó.

Detalló que esta medida podría permitir encontrar a pacientes asintomáticos (sin síntomas) que tengan el coronavirus, y que al no mostrar malestar, continúan con su vida normal, pero propagando el virus, sobre todo en los lugares de mayor aglomeración, como los mercados,.

“Otra posibilidad podría ser lo que hizo Singapur, que es crear a los detectives epidemiológicos, es decir, si se detecta a una persona como positivo, se debería analizar a todos los conocidos de esas personas, para ir detectando más rápido y detener precozmente el contagio”, agregó.

De esta forma, indicó, “se disminuiría la mortalidad a causa de esta enfermedad”.

Para el médico infectólogo José Eduardo Gotuzzo, las pruebas rápidas deben aplicarse dos veces en un paciente, para conocer de forma definitiva si esa persona ha sido infectada o no con el Covid -19.

“Si yo efectúo en los primeros cinco días la prueba rápida a una persona, puede salir con un resultado negativo. Por eso es que las pruebas rápidas se están realizando dos veces, justamente a esas personas que salieron negativo en un primer momento. En esa segunda evaluación, se les aplica la prueba rápida. Esto debe hacerse en unos cuatro o siete días después de la primera prueba. De esa forma se sabrá si una persona tiene el virus o no”, detalló.

Gotuzzo explicó que este método es el que está aplicando el Poder Ejecutivo, motivo por el cual se ha visto que la cantidad de personas que se han infectado ha incrementado de forma considerable en el país.

“Esto es lo que se está haciendo (el Ejecutivo), por eso vemos que desde el día que se usaron las pruebas serológicas [rápidas], se ha incrementado la cantidad de personas que estarían infectadas”, añadió el especialista.

PROTESTA

Uno de los sectores que habría sido olvidado por el Poder Ejecutivo en las evaluaciones diarias para conocer si está infectado, sería el personal de salud, específicamente el cuerpo de enfermeras, que hasta ayer contaban con 30 infectadas, según denunció a EXPRESO la presidenta del Sindicato Nacional de Enfermeras de EsSalud, Marlene Vargas.

“No están tomando [la prueba] a todas las enfermeras que están en contacto [con los pacientes]. Estamos pidiendo que se tomen [pruebas] a todas las enfermeras que están cerca de los pacientes, porque nos permitiría saber quién está infectado para que haga cuarentena. Se deben hacer más pruebas, eso es lo que nos falta (…). A nivel nacional, tenemos 30 enfermeras contagiadas hasta esta mañana [ayer]”, enfatizó.

Además, solicitó más apoyo del Gobierno para la adquisición de implementos de seguridad para el personal médico, ya que existe un déficit grande en los elementos de protección y prevención.

“Nosotras estamos comprando con nuestros propios recursos las mascarillas, los cascos. EsSalud ha dado una cantidad pequeña, y eso es incorrecto.Que digan que no hay para comprar no es correcto, más parece que no quieren invertir, pero estamos poniendo en riesgo nuestras vidas. Sobre el caso del Hospital Almenara, informamos que ya no había cascos, solo para tomar un ejemplo”, aseveró.

Vargas agregó que el no hacer las pruebas al personal médico, en este caso a las enfermeras, es un riesgo no solo para las familias de estas trabajadoras, sino también para los pacientes que son atendidos, quienes pueden ser contagiados.

“Las enfermeras de la seguridad social exigen que se hagan pruebas, ya sean rápidas. Es necesario tener los resultados, porque de esa manera se garantiza que el personal no va a contagiar, por ejemplo, a un niño, o a un paciente que sí está sano. Esa es una exigencia que hacemos como Sindicato de Enfermeras, porque tenemos personal que trabaja con neonatos, con pacientes post quirúrgicos, y una enfermera que no tiene sus resultados, puede contagiar sin saber que tiene el virus”, indicó.

Asimismo, consideró importante que se aplique a las enfermeras, la prueba que sea más accesible, para así tener resultados lo más pronto posible, y tener la cifra exacta de infectadas.

“Lo importante aquí es saber si se están haciendo las pruebas, porque es necesario conocer qué personas están contaminadas con el virus. Hay enfermeras que ya las tenemos controladas”, dijo la enfermera que pidió al Ministerio de Salud mayor apoyo para los médicos y enfermeras que son el primer frente de batalla contra el coronavirus (Covid -19).

ESTRATEGIA CHILENA: LA MÁS EFECTIVA

Una situación totalmente distinta y más efectiva es la que se observa en Chile, para enfrentar al coronavirus, esto luego de ver que es el país que a pesar de tener una gran cantidad de infectados, es el que tiene la menor tasa de mortalidad.

¿A qué se debe el éxito de la estrategia chilena? Una de las primeras medidas que adoptaron fue la de realizar 3,000 pruebas diarias, dentro de las cuales, además de identificar a las personas contagiadas, se procedió a hacer un seguimiento de estos pacientes, para lograr un aislamiento temprano, y evitar más contagios.

“Nuestra estrategia tiene varios elementos, y la primera es la identificación precoz de una persona que podría tener Covid-19. El segundo punto es poder tener oportunamente el diagnóstico. Esa es la importancia de las pruebas, porque en la medida que detectamos más personas que tienen Covid-19, y las podamos aislar e identificar sus contactos, hemos podido ir conteniendo el brote del virus”, dijo a la BBC en su momento, la subsecretaria de Salud de Chile, Paula Daza.

SOLO ANTICUERPOS

Extitular del Instituto Nacional de Salud (INS), Ernesto Bustamante advirtió que la prueba rápida no detecta el virus sino el anticuerpo de las personas y por ello se pierde la posibilidad de detectar de manera rápida a los infectados.

CARRERA DE PAÍSES

Varios países de América Latina están reaccionando ante sus falencias en la capacidad de diagnósticos, ya que no basta el aislamiento social de la población para contener el nuevo coronavirus. Los gobiernos de Colombia, Argentina, Chile, Ecuador y Perú ya han modificado sus protocolos para ampliar su capacidad de diagnosticar los casos de Covid-19.

DOS VECES

Para el médico infectólogo José Eduardo Gotuzzo, las pruebas rápidas deben aplicarse dos veces en un paciente sospechoso de tener el virus, para conocer de forma definitiva si esa persona ha sido infectada o no con el Covid-19.

POR: JOSÉ M. CARMEN MORÁN

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.