Covid: crónica de una tragedia
(Foto: Gerald Suárez/EXPRESO)
A+

Mientras volvemos a estar como en el momento más crítico de la pandemia y del desmanejo gubernamental porque no hay camas UCI en el norte del país, el gerente de Salud de Lambayeque afirma: “A veces se tiene que evaluar quién tiene más posibilidades de salvarse. A ese extremo hemos llegado”.

El viceministro de Salud de la actual gestión de Pilar Mazzetti, Luis Suárez, pide “paciencia y confianza” a la población, sin percibir que fueron la paciencia y la confianza, las mismas que el gobierno de Vizcarra hizo trizas durante la emergencia. Paciencia, cuando seguimos esperando que se cumplan los anuncios, y confianza cuando hemos escuchado mentiras hasta el hartazgo.

La grave situación de falta de camas se hace extensiva a otras regiones y a la gran Lima metropolitana, en donde se vive ya una segunda ola que nos va a encontrar, si ya no nos está encontrando, tan poco preparados como la primera.

¡FUERA LOS EXPERTOS!

Si personalidades reconocidas del mundo académico y salubrista del país, como la exministra Patricia García, han dicho: “No se ha hecho caso a los expertos”, nos preguntamos: Si a ellos no, ¿a quién o a quiénes sí se ha hecho caso? ¿Quiénes han sido y son, entre bambalinas, los que han tenido a su cargo el manejo de la respuesta a la pandemia?¿Quiénes han escrito la crónica de esta tragedia nacional que no tiene responsabilidades ni perdones y que ha significado que nuestro país esté en uno de los últimos lugares del mundo en previsión y provisión de vacunas y que haya sido el que peor manejó la pandemia en el planeta, según la tasa de letalidad y el porcentaje del PBI que perdió su economía?

Ni bien decretado el primer estado de emergencia, a mediados de marzo, el Minsa publicó la Resolución Ministerial Nº 095-MINSA del 18 de marzo que disponía la aprobación en el plazo de 24 horas de los Planes Regionales de Reforzamiento de Servicios de Salud y Contención de COVID-19.

A fines del mismo mes, los gobiernos regionales no habían cumplido con esa obligación de publicar estos planes, conforme a la Resolución Ministerial Nº 095-MINSA del 18 de marzo que disponía su aprobación en el plazo de 24 horas. El desgobierno empezaba.

POR: JORGE ALANIA VERA

Encuentra la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.