DEL 5 DE ABRIL AL 30 DE SEPTIEMBRE

Del golpe de Fujimori al de Martín Vizcarra

Comparación de dos historias que van marcando al país. El moqueguano utilizó las mismas palabras clave que el preso de la Diroes: “entrampamiento”, “obstruccionismo” y “reforma”.

Del golpe de Fujimori al de Martín Vizcarra
  • Fecha Miércoles 16 de Octubre del 2019
  • Fecha 6:00 am

POR FRANCO MORI

Minutos después de declamado su mensaje a la nación del 30 de septiembre con el que cerró el Congreso, Martín Vizcarra no desplegó contingentes militares ni tanquetas para desocupar y posteriormente sitiar el Palacio Legislativo, como sí lo hizo Alberto Fujimori tras el autogolpe del 5 de abril de 1992. Esto, acaso, como una de las más llamativas formas de demostrar que los tiempos han cambiado.

Vizcarra interpretó que la cuestión de confianza le fue denegada de manera “fáctica”, pese a que, en paralelo, el Pleno del Parlamento aprobó el pedido de confianza para modificar las reglas en la elección de los nuevos tribunos con 50 votos a favor.

Por ello, para no pocas voces ha quedado claro que el Presidente incurrió en un golpe de Estado, sin siquiera haber requerido irrumpir en instituciones, expropiar medios de comunicación o capturar a líderes de la oposición.

“La diferencia del golpe actual con el anterior es que en esta oportunidad no se han sacado tanques a las calles, pero sí a constitucionalistas”, afirma Óscar Urviola, de quien todos sabemos que ha sido magistrado del Tribunal Constitucional, pero no exdiputado del Congreso disuelto por Fujimori.

Ciertamente, de un momento a otro, un reducido grupo de abogados ha comenzado a ser recurrente visitante de casas periodísticas para defender a capa y espada la disolución del Parlamento.

“No son muchos, felizmente, los que han esgrimido argumentos para sostener lo insostenible: de que una cuestión de confianza puede ser denegada fácticamente, algo nunca antes visto”, añade.

El jurista aduce que junto a la expansión de nuevas tecnologías -y, por ende, la instantaneidad de la información que generan las redes sociales- el jefe de Estado entendió que había formas distintas de disolver el Parlamento sin recurrir al uso de la fuerza.

“Hoy, es imposible ver la toma de un medio de comunicación porque es evidente que el Presidente no lo necesita”, remarca el exdiputado por algunas razones que veremos más adelante.

SIMILITUDES

Lourdes Flores Nano, también exdiputada tras el golpe del 92 y, después, lideresa del Partido Popular Cristiano, menciona a EXPRESO algunos aspectos que asemejan la disolución inconstitucional del Parlamento actual con la que ocurrió en la década de los 90.

“El golpe del 92 fue muy popular. Esto es un factor común que hemos apreciado en nuestra democracia: que el Parlamento siempre llega a tener tan bajo respaldo del pueblo momentos antes de que sea disuelto”, señala.

Además, resalta, ambos mandatarios se dedicaron durante los meses previos a culpar al Legislativo de todos los males.

“Había, sí, una campaña sumamente fuerte y agresiva en los meses precedentes diciendo que el Parlamento, el Poder Judicial y las demás instituciones eran un escollo para vencer a Sendero Luminoso o que obstruían la labor del Presidente”, puntualiza Flores Nano.

En efecto, Alberto Fujimori mencionó en su discurso que había un sector de la clase política que no era capaz de tener una postura clara respecto del terrorismo que por aquel entonces se había apoderado de gran parte del país.

También dijo que “a la inoperancia del Parlamento (…) se suma la actitud obstruccionista”, acaso una frase que podría haber sido escrita por el actual gobernante.

Vizcarra –al igual que Fujimori- acusó un bloqueo desde el Legislativo a su labor.

“Es claro que la obstrucción y el blindaje no cesan, ni cesarán a la hora de defender la corrupción, por lo que no habrá acuerdo posible en ese punto”, dijo el jefe de Estado en el discurso del 30 de septiembre.

Como cereza de pastel, coinciden Urviola y Flores Nano, es que ambos dignatarios tuvieron que utilizar a las Fuerzas Armadas, pero con distintas acciones: uno, para desaforar y sellar el Palacio Legislativo; otro, para una fotografía viralizada en redes sociales para expresar que puede recurrir al uso de la fuerza.

Al margen de los contextos, Vizcarra y Fujimori anunciaron sus decisiones de forma televisada, con discursos que, por pocos minutos de diferencia, casi alcanzaron la misma duración.

Y si intentamos evidenciar aún más similitudes, ambos utilizaron las mismas palabras clave, como: corrupción, entrampamiento, obstrucción u obstruccionismo, reforma y disolver. (VER CUADRO COMPARATIVO).

DIFERENCIAS

Como los tiempos cambian, sin embargo, hay expresiones que ya no son indispensables o que podrían considerarse como caducas.

Una de ellas, que Vizcarra no se vio en la necesidad, a pesar de los escándalos de corrupción de los últimos años -quizás, más graves que los del Congreso-, de disolver el Poder Judicial, el Ministerio Público y otros organismos importantes del Estado.

Por ello es que el jurista Raúl Ferrero estima que la última palabra respecto de si es posible interpretar ‘fácticamente’ la denegación de confianza, la debe tener el Tribunal Constitucional.

“Quienes deben analizar los aspectos jurídicos sobre la competencia o no competencia de si puede presentarse o no una acción de inconsitucionalidad es el mismo Tribunal”, indicó a EXPRESO.

Precisamente, el Pleno del TC decidirá mañana si admite la demanda competencial interpuesta por Pedro Olaechea para determinar la constitucionalidad de la clausura del Congreso.

El exmagistrado Urviola considera que Vizcarra ha contado con una alianza estratégica que Fujimori no tuvo: un importante sector de la prensa que sobrevive por la publicidad estatal.

“Esta vez, no ha sido necesario tomar los diarios porque le bastó al Gobierno establecer una pauta publicitaria que resultó siendo más eficaz que expropiarlos”, dijo.

Para Flores Nano, otro detalle resulta curiosamente importante: Fujimori ejecutó la disolución congresal ignorando por completo la Constitución de aquel entonces, mientras que Vizcarra intentó interpretarla a criterio propio.

“Aquí se ha forzado, interpretando de una manera extensiva la Constitución inventando una fórmula que no existe”, acota la pepecista.

Por su parte, la integrante del Congreso disuelto Luz Salgado manifiesta que aunque fue un acto inconstitucional, Fujimori, en contraposición a Vizcarra, sí contaba con elementos probablemente válidos.

“Era una coyuntura completamente diferente, el Estado no tenía presencia en tres cuartas partes de todo el país, no había autoridades, policía, profesores, alcaldes sin jueces”, puntualizó Salgado.

Además, mencionó, “Sendero Luminoso tenía gran parte bajo su dominio y se necesitaban soluciones rápidas, pero era imposible frente a un Congreso donde las cosas tenían que pasar por dos cámaras”.

¿HUBO ‘GOLPE’ O NO?

El debate en torno a si Vizcarra incurrió en un golpe de Estado o no, sigue vigente. Por ejemplo, el jurista Raúl Ferrero, una de las víctimas del autogolpe del 92, sostiene que Vizcarra no ha establecido una dictadura pero ha dejado un sabor incierto con sus acciones.

“No considero que se haya perpetrado un golpe, pero suscribo lo dicho por el defensor del Pueblo (Walter Gutiérrez) cuando señala que las decisiones del mandatario se alejan de la Constitución”, dijo.

Y agregó: “Apoyo la opinión de la Comisión de Venecia que ha hecho énfasis en lo peligroso para el equilibrio de poderes que significa condicionar una cuestión de confianza a una reforma constitucional, de modo que acá ha habido una indebida injerencia de un poder del Estado rompiendo el equilibrio de poderes”.

El constitucionalista Urviola es más preciso en describir la situación.

“Si un gobierno afecta las competencias de otro poder del Estado y toma un paso para disolverlo, ese hecho ya es un golpe de Estado. A mí me parece que con otra fórmula, pero no deja de ser un golpe”, advirtió.

Lourdes Flores Nano suscribe lo dicho por Urviola, pero deja en vigencia una pregunta que debería suscitar en todos nosotros una reflexión.

“La pregunta es cuál es el papel del líder democrático: dejarse seducir por el aplauso o intentar guiar a la opinión pública para que no cometa errores”, concluye la lideresa del PPC.

JUEVES DÍA CLAVE

Este jueves, el pleno del TC revisará 4 temas: la demanda competencial planteada por el presidente del Congreso contra el Gobierno, la medida cautelar para dejar sin efecto la disolución del Parlamento, y toma de mando del electo tribuno Gonzalo Ortiz de Zevallos. A la cita acudirán los 7 integrantes del TC, incluido Carlos Ramos que suspendió su viaje programado.

ENCUESTAS

Dado el desprestigio del Parlamento de 1992, un 71% respaldó la inconstitucional disolución del Parlamento perpetrada por Alberto Fujimori. Cifra acaso cercana con la que obtuvo esta semana Martín Vizcarra, de un 85%, por la misma encuestadora y similar golpe de Estado.

CUADRO COMPARATIVO

 

A EXPRESO WEB

CENSURA CUESTIONABLE

El abogado Erick Iriarte, especialista en tecnologías digitales, manifestó su preocupación de que el portal web de EXPRESO haya sufrido ataques masivos el día que el presidente Martín Vizcarra disolvió el Congreso. “Todo bloqueo de acceso a la información es censura. Por qué no se bloqueó a otros medios y quién estuvo detrás de los ataques”, cuestionó.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Vizcarra facilitó traslado de Evo Morales a México [VIDEO]

Vizcarra facilitó traslado de Evo Morales a México [VIDEO]