Delincuencia se desborda en el país
A+

Tras casi ocho meses de haberse iniciado el estado de emergencia sanitaria debido a la presencia del letal Covid-19, cuya cifra oficial bordea las 35 mil víctimas mortales, nuestro país viene registrando también otro problema preocupante, referido a la inseguridad ciudadana, cuyo número de asaltos y robos cada día se incrementa en todos los distritos de nuestra capital, así como en el interior del país.

Si bien es cierto que durante los meses de confinamiento general (desde el 16 de marzo hasta el 26 de junio del presente año), los actos delincuenciales prácticamente desaparecieron, en la medida en que se fueron flexibilizando las restricciones también aumentó la criminalidad, ganando terreno poco a poco y pareciera que el Gobierno, que últimamente le dedica mayor atención a los problemas políticos y denuncias de corrupción en los que el propio Presidente de la República viene siendo investigado, ha dejado de lado quizás la real magnitud de este flagelo.

Hace un par de días, una mujer que retornaba a su domicilio en horas de la noche manejando su vehículo en el distrito de Comas, fue abordada por una mototaxi con tres personas en su interior que le cerraron el paso de manera intempestiva. Se puede observar con detalle, gracias a un video de vigilancia de una cámara del lugar, que del vehículo menor descienden dos delincuentes y a pesar de que uno de ellos la apunta directamente con un arma y el otro se acerca a su puerta con la intención de atemorizarla, la aguerrida mujer no dudó en acelerar la marcha y embestir al mototaxi para luego escapar, y a pesar de que fue seguida por los delincuentes por unos metros, evitó ser asaltada.

Poco después, se conoció que la conductora era una integrante de la Marina de Guerra del Perú, y que gracias a su valentía y audacia se salvó de estos delincuentes que la abordaron en la cuadra 2 del jirón José Balta, uno de los lugares críticos en el que constantemente se registran robos y asaltos, según los vecinos de la zona, por lo que el alcalde de Comas debería tomar acciones para ofrecer mayor vigilancia en el lugar o coordinar estas tareas con la Policía Nacional.

Encuentra la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.