“LES DEJO MI CADÁVER COMO MUESTRA DE DESPRECIO A MIS ADVERSARIOS”

El conmovedor testamento político de Alan García

“Que Dios, al que voy con dignidad, proteja a los de buen corazón y a los más humildes”, fue el mensaje que leyó su hija Luciana en el Aula Magna antes de su cremación.

(Foto: Eric Campos/EXPRESO)
  • Fecha Sábado 20 de Abril del 2019
  • Fecha 6:00 am



En la mañana del último día del velorio del expresidente Alan García se leyó un testamento político que dejó el líder aprista antes de dispararse en la sien, el pasado miércoles 17 de abril, cuando un fiscal del caso Lava Jato y un grupo de policías pretendieron detenerlo por el caso Odebrecht.

Al margen de la multitud que acompañó ayer al féretro de García Pérez, fue ese testamento, leído en el Aula Magna del local partidario de Alfonso Ugarte, el momento más emotivo de la ceremonia de despedida de quien fue dos veces presidente de la República (1985-1990 y 2006-201).

La idea central del documento es que el exmandatario consideraba que su misión con el Perú, su partido y su familia había sido cumplida, pero que, dada la persecución política en el caso Odebrecht, jamás iba a aceptar ninguna humillación ni detención para luego ser encarcelado y exhibido como trofeo de guerra por sus adversarios y la prensa concentrada.

“He visto a otros desfilar esposados, guardando su miserable existencia [expresidentes y dirigentes políticos], pero Alan García no tiene por qué sufrir esas injusticias y circos”, leyó Luciana García Nores, hija del extinto exmandatario.

“Por eso le dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones, a mis compañeros una señal de orgullo y mi cadáver como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios, porque ya cumplí la misión que me impuse”, añadió la joven en una lectura conmovedora, por momentos con voz entrecortada y entre lágrimas de muchos asistentes.

Antes de leer la misiva, Luciana dejó constancia de que si bien su progenitor no dejó directivas de dónde querría que lo velen, sostuvo que sería el local de Alfonso Ugarte junto a “todos sus compañeros”.

Recordó que él fue “con todos y cada uno de sus hijos el hombre más cariñoso, engreidor, dulce y alegre”. No solo eso, sino que leía su carta con la “esperanza de que sus sinceras palabras ayuden a sanar nuestros corazones”.

“Cumplí con la misión de conducir el aprismo al poder en dos ocasiones (…). Creo que esa fue la misión de mi existencia, teniendo raíces en la sangre de ese movimiento”, escribió García.

“Por eso, y por los contratiempos del poder, nuestros adversarios optaron por la estrategia de criminalizarme por más de 30 años, pero jamás encontraron nada y los derroté nuevamente porque nunca encontrarán más que sus frustraciones y especulaciones”, señala en otra parte la misiva.

“En este tiempo de rumores y odios repetidos que las mayorías creen [que es] verdad, he visto cómo se utilizan los procedimientos para humillar y no para encontrar verdades”

“Por muchos años me situé por sobre los insultos, me defendí y el homenaje de mis enemigos fue argumentar que Alan García era suficientemente inteligente como para que ellos no pudieran probar sus calumnias”, agregó.

En consecuencia, aseguró García, “no hubo ni habrá cuentas, ni sobornos, ni riqueza; la historia tiene más valor que cualquier riqueza material”.

“Nunca podría haber precio suficiente para quebrar mi orgullo de aprista y de peruano, por eso repetí: otros se venden, yo no”, reiteró, repitiendo las conocidas palabras que había popularizado en sus redes sociales.

“Cumplido mi deber en la política y en las obras hechas en favor del pueblo, alcanzadas las metas que otros gobiernos y países no han logrado, no tengo por qué aceptar vejámenes”, insistió García en su escrito.

“Que Dios, al que voy con dignidad, proteja a los de buen corazón y a los más humildes”, concluyó en medio de aplausos unánimes y consignas de “El Apra nunca muere”, “Compañero García, ¡Presente!”, “Cuando un aprista muere… ¡Nunca muere!”.

Por lo visto, el ‘animal político’ que fue Alan García Pérez, con esas palabras asestó un nuevo golpe a sus enemigos que el aprismo personifica en el presidente Martín Vizcarra -contra quien también seguían coreando la consigna “Vizcarra asesino”-, los fiscales del caso Lava Jato, encabezados por José Domingo Pérez, y el brazo mediático anti-aprista liderado por IDL-Reporteros y la concentración mediática.

“NI VÍCTIMA NI VALIENTE”

Es obvio entonces que para el Apra y muchos peruanos Alan García será visto como mártir del aprismo que se rebeló contra lo que consideraba una injusta persecución. Será visto, como lo señala el académico Martín Santibáñez, como alguien que “se inmoló ante una injusticia, por el Estado de Derecho, por la presunción de inocencia y por el debido proceso”.

En la otra orilla, claro que había discrepancias, como la del monseñor Pedro Barreto,  para quien García no es “ni víctima ni persona valiente”.

“Estoy profundamente consternado como muchos peruanos y peruanas. Suplico que en el país reine la cordura. He escuchado en algunos que Alan García fue un cobarde al suicidarse, otros dicen que fue valiente. Esto no lo podemos aceptar. Tampoco podemos decir que es víctima del sistema de Justicia. Eso es victimizar a Alan García. Tampoco podemos ponerlo como héroe”, comentó el religioso desde Huancayo.

En cambio, Hugo Neira ha dicho que “lo de Alan García no fue un acto de cobardía, fue un acto de coraje. El mensaje fue: ‘rebélense, no obedezcan a la justicia cuando no es justa; sean libres’. Alan ha hecho un gesto de rebeldía moral”.

PREÁMBULOS

La sentida lectura del testamento ante el féretro y los restos de Alan García fue precedido por un programa coordinado entre el partido y la familia. Como los restos de Alan García fueron velados desde el último miércoles en el local partidario del Apra, ubicado en la avenida Alfonso Ugarte, en el distrito de Breña, hasta allí llegaron, a primeras horas, centenares de activistas del partido,  todos los congresistas de la Célula Parlamentaria Aprista y familiares.

Asimismo, delegaciones de provincias, amigos, curiosos, simpatizantes y líderes políticos de otras agrupaciones para darle el último adiós al exgobernante.

La ceremonia empezó con un minuto de silencio por la muerte, en accidente carretero, de ocho militantes del Apra que venían a los funerales desde la región norteña de Piura. (Ver pág. 17)

Luego, el párroco de Manchay, José Chuquillanqui, en el responso, hizo un llamado a la calma, a no alimentar odios y agradeció al expresidente por haber facilitado agua, luz y títulos de propiedad a los pobres de su localidad.

LAS MEMORIAS

Le siguió el secretario general del PAP y congresista Elías Rodríguez con un mensaje de reafirmación partidaria en un momento de dolor.

Otro dirigente que hizo uso de la palabra fue Jorge del Castillo, quien rescató no solo el hecho que Alan García haya respetado la libertad de expresión y la democracia, sino que “fue el gran gestor del proceso [del diferendo marítimo con Chile] ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya que fue exitoso para el Perú”.

En plena intervención de Del Castillo, exactamente a las 09:35 de la mañana, hizo su ingreso –en silla de ruedas- la madre de Alan García, Nytha Pérez, para despedir a su hijo y acompañarlo hasta el cementerio Mapfre de Huachipa donde sería cremado.

Cuando estuvo frente al féretro, la anciana, que fue fundadora del Apra en Camaná, agachó la cabeza y fue consolada por la familia, especialmente por su nieto Alan Raúl Simón García.

El secretario personal de García, Ricardo Pinedo Caldas y el ayacuchano Omar Quesada también intervinieron. Pinedo anunció la publicación de un libro póstumo que ya tenían listo con su exjefe y que solo faltaba la autorización de la familia y escoger las fotos para que la publicación salga a luz.

“Habíamos terminado de hacer las memorias [con Alan García], que espero sea una obra que pueda concluir si la familia me lo autoriza”, expresó  Pinedo.

RENOVAR EL JURAMENTO

Al final, antes de la lectura del testamento político, le tocó el turno del rol de oradores al congresista Mauricio Mulder, por la Comisión Política del partido. A García, en su opinión, más que odio, sus adversarios le tenían miedo y envidia.

Si Alan García dio al partido su sangre y su sacrificio, Mulder hizo un llamado a renovar el juramento, “en cada uno de nosotros”, para sacar adelante el partido y el legado de Haya de la Torre, quien ha sido velado en la misma Aula Magna hace 30 años.

De otra parte, como se mantuvo la decisión de la familia de no aceptar los honores de estado para el finado expresidente, esta parte del programa del último día de las exequias en la Casa del Pueblo concluyó a las 10:10.

De inmediato, el féretro fue trasladado por la avenida Alfonso Ugarte en dirección a la plaza Dos de Mayo y luego a la Plaza San Martín, recibiendo el saludo de los transeúntes, incluso desde las casas y balcones del Cercado de Lima, esto al margen de un incidente con un pequeño grupo de antiapristas apostados en la Plaza San Martín, que tuvieron que retirarse.

LA MÍSTICA

Cuando el país pensaba que la mística de los partidos políticos era asunto del pasado, o que los grandes oradores y los rituales partidarios, con sus consignas retumbantes, también eran asuntos de historia, de pronto el sepelio del expresidente Alan García nos hizo recordar, este viernes 19 de abril de 2019, que en el curtido Partido Aprista Peruano están vigentes o acaso han renacido ante el suicidio de su último caudillo del siglo XX.

23 de mayo de 1949

Este fue el día en nació Alan García, en Lima, siendo sus padres Carlos García Ronceros y Nytha Pérez Rojas, apristas ambos. El expresidente era investigado por presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión agravada en la adjudicación de la Línea 1 del Metro de Lima a Odebrecht y Graña y Montero.

Federico se inscribe en el partido

Después de la lectura de la carta-testamento de Alan García, el hijo menor de García, Federico Danton, de 14 años, horas antes de que el cuerpo del expresidente sea cremado y sus restos trasladados al Camposanto Mapfre, en Huachipa, firmó -sobre el féretro de su padre- el documento que lo inscribió como militante del Partido Aprista Peruano.

PLINIO ESQUINARILA








Top
Vladimir Cerrón es capturado en Junín

Vladimir Cerrón es capturado en Junín