Vicepresidente renuncia... y cambia el panorama

Cayó Evo porque balearon a opositores

Decenas de funcionarios ligados al MAS se asilan en la embajada de México y la expresidenta del tribunal electoral ya ha sido detenida.

Cayó Evo porque balearon a opositores
  • Fecha Lunes 11 de Noviembre del 2019
  • Fecha 6:00 am

Cayó el presidente Evo Morales Ayma en Bolivia. Claro que intentó quedarse, luego del anforazo del 20 de octubre último, pero renunció el líder cocalero que en enero de 2006 había llegado al poder como un héroe, hasta que una movilización de millones de bolivianos lo obligó a dimitir por considerarlo un tirano.

Cuando en el futuro se escriba este retazo de la historia de América latina, se dirá que Evo Morales renunció en medio de una crisis política catapultada por acusaciones de fraude tras ser reelecto en forma sospechosa en primera vuelta en los comicios de octubre, dejando a Bolivia en un vacío institucional, por lo que deberá ir a una nueva transición democrática.

Primero fue la cerrada oposición de los llamados “cívicos” de Santa Cruz opuestos al citado anforazo, luego la movilización sobre La Paz, que trató de ser detenida con disparos de francotiradores al parecer chavistas, lo que enfureció aún más a los movilizados. Eso se reflejó en informaciones de medios locales dando cuenta de disparos a vehículos que transportaban a “un grupo de mineros en su camino a La Paz” desde la región sureña de Potosí, causando varios heridos el domingo en la mañana.

La respuesta no pudo ser más virulenta: incendiaron las casas de los funcionarios y dirigentes del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) fundado por Evo Morales para entronizarse en el poder.
Para entonces, la Policía Boliviana, a partir de la iniciativa de los agentes orientales de participar de la huelga de Santa Cruz, hizo lo propio en La Paz, para que finalmente la Fuerza Armada, en particular el Ejército, solicitara a Morales dejar el poder para evitar el crecimiento de la inestabilidad y la violencia.

“Luego de analizar la situación conflictiva interna sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia”, habló ante la prensa el comandante de las fuerzas armadas bolivianas, Williams Kaliman. La presión entonces había llegado al límite ayer a los 73 días antes de cumplir el tercer mandato continuo del líder cocalero.

TAMBIÉN EL VICEPRESIDENTE

Junto con él, también renunció el vicepresidente Álvaro García Linera. Y lo anunciaron mediante un mensaje transmitido por el canal estatal Bolivia TV, donde explicaron que lo hacían para evitar que siguiera subiendo la escalada de violencia producto, dijeron, de una conspiración golpista “cívico-político-policial” alentada por el cívico cruceño Fernando Camacho y el candidato a la Presidencia Carlos Mesa.

“Estamos renunciando para que mis hermanas de pollera, como en Santa Cruz y Cochabamba, no sigan siendo pateadas. Ahora pueden estar satisfechos Mesa y Camacho. Renuncio por ellas, por ellos… No quiero que haya enfrentamientos”, afirmó Morales en conferencia de prensa conjunta con García Linera. Según La Razón de Bolivia, en esa cita Morales descartó “las versiones de que hubiera intentado dejar el país y aseguró que, en su caso, se queda en El Chapare, en Cochabamba, a retomar sus actividades personales”.

Esto, no sin antes condenar los ataques que sufrieron autoridades y militantes de su partido, el MAS, entre ellos su propia hermana Esther, cuya vivienda fue quemada. La renuncia del ahora expresidente altiplánico también se produjo horas después de su fallido llamado a nuevas elecciones, agobiado por el informe difundido en primeras horas de la mañana de este domingo por la Organización de los Estados Americanos (OEA) en el que señalaba que había encontrado “irregularidades” en los conteos de votos del 20 de octubre. El inicial llamado a conversaciones con la oposición y la posibilidad de convocar a nuevas elecciones fue rechazado por la oposición, que insistió en su renuncia.

Tras conocer el informe de la OEA, los principales conductores del movimiento cívico, el cruceño Luis Fernando Camacho y el potosino Marco Antonio Pumari, exigieron la “renuncia inmediata” de Morales por considerar que es el “autor intelectual del fraude electoral”.

Camacho -líder civil de la ciudad oriental de Santa Cruz- afirmó que planeaba marchar hasta la casa de Gobierno para entregarle al mismo Evo Morales una carta de renuncia ya redactada y lista para que lo firme.
“El informe de la OEA nos ha demostrado que existió un fraude y además que el mismo estuvo a cargo del (partido oficialista) MAS, cuyo principal líder es Evo Morales, por lo tanto el señor Evo Morales ha fracturado el orden constitucional y debe renunciar”, dijo Camacho.

Pumari fue más allá. “Evo ha pedido hoy que la Policía debe cumplir su rol constitucional. Le pedimos a la Policía que meta a la cárcel a este asesino”, afirmó. Asimismo lo culpó por un enfrentamiento que se produjo en la carretera a Potosí cuando grupos que se trasladaban a La Paz fueron bloqueados por activistas que se movilizaron en defensa del Gobierno. Es cuando los jefes y oficiales de la Policía Nacional, desde las dependencias de Unidad Técnica de Operaciones Policiales (UTOP) de La Paz, anunciaron al país que decidieron sumarse al “repliegue” de sus subalternos amotinados desde el viernes y plegarse a las resoluciones del cabildo que se realizó en Santa Cruz. Dicho cabildo, como se sabe, entre otros acuerdos, aprobó exigir la renuncia del jefe de Estado.

LA COB

La vorágine opositora, llegado a este punto, era incontenible. Por eso es que los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB), aliados del Gobierno, liderados por Juan Carlos Guarachi, plantearon la renuncia del mandatario si tal medida contribuye a pacificar el país.

“Si seguramente es una acción y una medida para que el pueblo se pacifique, compañero Presidente, le llamamos a la reflexión, de que pueda seguramente asumir esta responsabilidad. Si hay la necesidad de renunciar para pacificar al pueblo boliviano, presidente, lo hacemos”, afirmó.

Al verse cercado, a Morales no le quedó más que responder con estas palabras: “Estoy renunciando, enviando mi carta de renuncia a la Asamblea Legislativa”, afirmó en el citado mensaje televisivo.
A todo esto, ¿qué decía el informe preliminar de auditoría de los comicios elaborado por la OEA?

“Se encontraron irregularidades, que varían desde muy graves hasta indicativas. Esto lleva al equipo técnico auditor a cuestionar la integridad de los resultados de la elección del 20 de octubre pasado”, señaló el ente hemisférico en comunicado de prensa. El informe también habló de “manipulación” y añadió, según la agencia Reuters, que resulta “estadísticamente improbable” que, pese a ganar los comicios, Morales haya obtenido los 10 puntos porcentuales necesarios para evitar un balotaje con el liberal Carlos Mesa, quien resultó segundo.

Como es público, el resultado final dado a conocer por el TSE el 25 de octubre, el ganador en primera vuelta fue Evo Morales con el 47.08%, seguido de Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, con 36.51% del total de votos.

Craso error…

Obvio. Los promotores de tales resultados pueden terminaran en la cárcel. Y es que la Fiscalía General del Estado (FGE) se afirma que instruyó en la víspera el inicio de procesos contra los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) por la comisión de delitos ordinarios, electorales y vinculados a corrupción.

Estas serían las primeras consecuencias ante el lapidario informe de la OEA sobre el proceso electoral del 20 de octubre, que concluye, entre otros aspectos, que existieron presuntos hechos irregulares que constituirían ilícitos penales.

A través de un comunicado, la FGE informó que “ha instruido a la Fiscalía del Departamento de La Paz el inicio inmediato de todas las acciones legales correspondientes para el procesamiento y juzgamiento de los vocales miembros del Tribunal Supremo Electoral y demás autores y partícipes de estos presuntos hechos irregulares”.

¿Quiénes formaron dicho tribunal? María Eugenia Choque Quispe (presidenta), Lucy Cruz Villca, Lidia Iriarte Torrez, Idelfonso Mamani Romero y Edgar Gonzales López.

El vocal Antonio José Costas Sitic renunció al cargo el 22 de octubre por la “desatinada” decisión del tribunal de interrumpir la Transmisión Rápida y Segura de Actas de Resultados Preliminares de Actas en Recinto la noche del domingo 20 de octubre. Las investigaciones alcanzan a los vocales renunciantes y a los departamentales. La policía ya está tras ellos.

DETENIDA

Al cierre de esta edición, María Eugenia Choque Quispe, quien había renunciado de manera “irrevocable” a la presidencia del TSE, fue detenida en las últimas horas, en medio de las manifestaciones que se registran en el país tras la dimisión evomoralista.

Entretanto, decenas de funcionarios no solo renuncian sino que se asilan. Marcelo Ebrard C., secretario de Relaciones Exteriores de México, dio cuenta que su país “ha recibido a 20 personalidades del ejecutivo y legislativo de Bolivia en la residencia oficial en La Paz, de así decidirlo ofreceríamos asilo también a Evo Morales”. Así es la historia recurrente de nuestra América morena.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
César Villanueva: implican a otro miembro del Equipo Lava Jato en su caso

César Villanueva: implican a otro miembro del Equipo Lava Jato en su caso