Enrique Ghersi: “El presidente Martín Vizcarra se ha quedado solo”

Ahora va a tener que aprender a dialogar para concluir su mandato, afirma el jurista liberal.

Enrique Ghersi: “El presidente Martín Vizcarra se ha quedado solo”
(Foto: Édgar Machaca/EXPRESO)
  • Fecha Martes 16 de Abril del 2019
  • Fecha 6:00 am

–¿Qué está pasando con el presidente Martín Vizcarra? ¿Está asustado? Algunos inclusos dicen palabras más duras.

En mi opinión, no solamente está asustado, esta desconcertado porque ha prescindido de dos ministros que eran sumamente importantes en su gabinete. Ante la drástica caída de su popularidad, dado que ha bajado 12 puntos, él seguramente ha pensado que, para no sacrificar a su primer ministro que acaba de nombrar, ha preferido dar de baja a ministros importantes como Édmer Trujillo. Me parece que es un golpe muy fuerte haberlo responsabilizado por el incendio en Fiori, ya que eso ha sido más responsabilidad municipal.

–¿Y Carlos Bruce?

Bruce está sorteando una imputación muy imprecisa por parte de la Fiscalía en Chiclayo por haber intervenido para que un proyecto se lleve a cabo. Eso no es ilegal. Eso es al revés. Para mí la imputación que le hacen a Bruce no me parece motivo suficiente como para que la Presidencia prescinda de sus servicios. Es un gran ministro. Esto causa una gran inestabilidad en dos carteras cruciales. Uno de los problemas centrales que tiene este gobierno es la baja ejecución del presupuesto. Y al sacar a estos dos ministros –que tienen que ejecutar la obra pública– el Gobierno está golpeándose a sí mismo en donde tiene su mayor ineficiencia que es en el gasto público. Yo creo que esto solo se puede explicar por un tema político.

–¿Cuáles son las causas principales de esta debacle política?

Yo creo que son varias. Y complejas todas. Primero, la política de confrontación del presidente Martín Vizcarra. Esta política solo funciona a corto plazo. Si uno no tiene una agenda propia y duradera, apenas termina la confrontación ya no hay nada más que hacer. Apenas llegó Vizcarra a Palacio confrontó al Congreso. Llevó al país al extremo de solicitar un referéndum, cosa que fue un error visto desde los resultados porque no ha pasado absolutamente nada. Confrontó con el fujimorismo que lo había llevado al poder, y Keiko Fujimori está en la cárcel. Alberto Fujimori también regresó a la cárcel. PPK está en la cárcel. Me da la impresión de que el Gobierno abrió el hoyo negro del enfrentamiento. En España se dice que hay una ‘crispación de ánimos’. Si uno quiere gobernar, no puede tener al país con los ánimos crispados. En segundo lugar, tienen un problema administrativo. No ejecutan su presupuesto. El Gobierno tiene una ejecutabilidad muy baja.

–En pocas palabras, mucha política y poca gestión…

Sí, mucha política y poca gestión. Y evidentemente están equivocados en la forma como manejan las cosas. En tercer lugar, se ha disuelto el grupo parlamentario que era gente bien hablada, eficiente e inteligente. Fue perdiendo lentamente a sus intérpretes. Uno a uno se le ha ido cada congresista, a tal punto que se ha quedado solo. Al final, él pensó que el fujimorismo iba a terminar de colapsar. Sin embargo, se equivocó. El fujimorismo es una fuerza social que existe, venida a menos sin duda, sobre todo por delitos que la fiscalía les ha atribuido. Pero el fujimorismo es un sentimiento y se anuncia, por ejemplo, su relanzamiento y el regreso del “kenjismo”. Mientras el Gobierno tendrá más problemas, el fujimorismo se va a tonificar. Eso, además, con otros factores de la vida política. El próximo presidente del Perú va a ser alguien joven, alguien que no tenga los problemas en los que se han visto involucrados los líderes tradicionales de la democracia peruana. George Forsyth tiene una gran popularidad y además está casado con mi sobrina. Nada me encantaría más que Vanessa Terkes, que es hija de un primo mío, pueda ser la primera dama de la Nación. Además de Forsyth, está Jorge Muñoz, está el señor Guzmán y otros más.

–Roque Benavides…

Bueno. Eso dicen de Roque. También están [Alfredo] Barnechea y [Raúl] Diez Canseco que no son nuevos en la política. No sé cuál de ellos terminará siendo candidato. De repente los dos. Pero todo indica que vamos a tener un presidente joven. Yo creo que lo que va a ocurrir en 2021 va a ser la jubilación de una generación. La política peruana es muy dinámica. Porque mañana cambia y pasado es otra cosa y traspasado otra.

LAS BAMBAS, INESTABILIDAD Y MIEDO DE INVERSIONISTAS

–¿Cómo observa la marcha de la economía?

El país está felizmente sano, pero la economía peruana está muy parada. El crecimiento que tenemos es inercial. Y nuestro problema es de seguridad política, no de seguridad legal. Por ejemplo, el problema de Las Bambas donde el Gobierno no soluciona con claridad ese problema. Eso afecta mucho más que una crisis financiera. Nuestras finanzas están sanas. No hay deuda externa pública desmedida, no hay inflación. La moneda peruana se reevalúa. La moneda argentina no se reevalúa. Estamos en una situación que debemos crecer a tasas mucho más altas. ¿Por qué no crecemos? Por un problema psicológico. Los inversionistas tienen miedo. Este país será siempre un país minero. Tiene que acabar el problema de Las Bambas para que se animen a invertir. Esas señales no son positivas porque son señales de inestabilidad política para el mercado internacional. El Estado no crea empleo. El único que crea empleo y prosperidad es el sector privado.

LA CONFRONTACIÓN NO AYUDA

–¿Vizcarra terminará su periodo?

Yo creo que sí va a terminar su periodo, a menos que ocurriera algo cataclísmico o algún problema legal. Lo que pasa es que Vizcarra va a tener que aprender a dialogar con la mayoría de parlamentarios. De otra manera la va a tener muy complicada. El camino de la confrontación no lo ayuda. A este paso Vizcarra va a tener que buscar un primer ministro en el futuro porque Del Solar la tiene muy difícil, y va a tener que pensar en alguien conciliador, como Ántero Flores-Aráoz. Una persona que sepa sentarse en la mesa a negociar. Ese es el perfil que necesita el Presidente, porque alguien confrontador no va a ayudar que Vizcarra termine su gobierno exitosamente. Él tiene ahora un gran desafío porque no ha sido elegido por la población. Si él quiere una vez en el futuro ser elegido presidente, que seguro lo quiere, no va a tener que hacerlo bien, va a tener que hacerlo muy bien. Y eso implica gobernar con prosperidad, cosa que no está haciendo Vizcarra.

PLINIO ESQUINARILA 

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Edmer Trujillo: “Si empresas del ‘Club de la Construcción’ salen del país, ¿con qué construimos?”

Edmer Trujillo: “Si empresas del ‘Club de la Construcción’ salen del país, ¿con qué construimos?”