ES DENUNCIADO POR PRESUNTO ENCUBRIMIENTO PERSONAL Y PREVARICATO

Fiscal Hamilton Castro con la soga al cuello

Órgano de Control de la Fiscalía acepta la apelación de Yeni Vilcatoma para denunciarlo por beneficiar a empresas consorciadas de Odebrecht y a Jorge Barata.

  • Fecha Miércoles 15 de Agosto del 2018
  • Fecha 12:00 am



El pasado miércoles 8 de agosto, la legisladora y tercera vicepresidenta del Congreso, Yeni Vilcatoma, entregó a la Comisión Lava Jato cinco quejas contra el fiscal Hamilton Castro, presentadas ante la Oficina Descentralizada de Control Interno del Ministerio Público, denunciándolo por prevaricato y encubrimiento personal.
Si bien en un inicio estas denuncias fueron desestimadas, el jefe de la Oficina Desconcentrada de Control Interno de Lima, Luis Alberto Germaná, aceptó las apelaciones hechas por la ex procuradora, por lo que actualmente el extitular del equipo especial para el caso Lava Jato es investigado.
Es así que el pasado 19 de julio, Germaná Matta resolvió conceder dicho recurso en contra de Castro Trigoso por presunta comisión del delito de encubrimiento personal. Antes también se aceptó la apelación de Vilcatoma en su denuncia por encubrimiento personal.
Pero ¿cuáles fueron los fundamentos para las citadas denuncias? EXPRESO tuvo acceso a las quejas que obran en el Ministerio Público y que señalan una presunta conducta irregular de Castro al haber beneficiado, al parecer, a las empresas consorciadas peruanas de la constructora brasileña Odebrecht.

LA INTEROCEÁNICA

Y es que la legisladora Vilcatoma sustenta que Hamilton Castro habría cometido el delito de encubrimiento personal, en la tramitación de la investigación en la carpeta fiscal Nº 02-2017 seguida contra Alejandro Toledo Manrique, Jorge Henrique Simoes Barata y otros por el delito de lavado de activos y colusión desleal.
Presuntos ilícitos por hechos vinculados al “pago de coimas” efectuados por la empresa Odebrecht, para ser beneficiada irregularmente con el proyecto Corredor Vial Interoceánico Sur-Perú Brasil, tramos 2 y 3.
“Aunque el 27 de noviembre de 2017, el fiscal denunciado amplió la investigación preparatoria contra José Alejandro Graña Miró Quesada y otros empresarios, habiéndose requerido prisión preventiva, también es cierto que en el momento de presentar la denuncia por el delito de encubrimiento personal, este ilícito ya se había configurado”, señala la denuncia.
Ello debido a que Castro se negó a incorporar en la investigación preparatoria a todos los implicados, entre ellos a los representantes de las empresas consorciadas Graña y Montero y JJ Camet, a los funcionarios y servidores públicos, ejecutivos de las empresas y particulares en investigaciones tales como la construcción de la Carretera Interoceánica, la Línea 2 del Metro y otras.
Las quejas presentadas ante el órgano de control fiscal indican que estas omisiones se efectuaron pese a existir el acta incriminatoria de Jorge Simoes Barata contra las consorciadas de Odebrecht, situación por la que Hamilton Castro debió haber iniciado investigación por el delito de asociación ilícita para delinquir, pero no lo hizo.
“Debió de ampliar la investigación preparatoria contra todos los que resulten vinculados directamente con los hechos delictivos y sindicados por Jorge Barata, sin embargo tampoco cumplió con esa obligación y al no existir mínimamente una investigación preliminar, la empresa consorciada Graña y Montero pudo realizar actos de obstaculización”, se indica en los documentos.

AUDITORÍA SOSPECHOSA

Vilcatoma se refiere a la posterior contratación que hizo Graña y Montero de una empresa auditora internacional, a fin de que realice una investigación al interior de la empresa, para finalmente arrojar como resultado que los funcionarios de Graña y Montero no habrían incurrido en actos de corrupción.
“Y ello, no obstante los sendos escritos presentados por la Procuraduría Pública ad hoc- Ministerio de Justicia por lo que la entonces procuradora pública ad hoc, Katherine Ampuero Meza, expidió los comunicados de fechas 27 de marzo, 12 de abril, 21 de abril y 15 de mayo de 2017, respecto al accionar del fiscal Hamilton Castro en la carpeta fiscal Nº 02-2017”, se subraya.
La denuncia, en este caso, efectuada por la congresista de Fuerza Popular, se fundamenta en la negativa de iniciar la investigación preliminar frente a las nuevas denuncias penales presentadas por la Procuraduría Pública en el mes de junio de 2017.
“Es así que Odebrecht hace lo que le da la gana, se burla del Ministerio Público y no pretende cumplir con pagar la reparación civil, por el gran perjuicio ocasionado a nuestra Nación. Por ello, se hace necesaria una investigación exhaustiva relacionada al desempeño funcional de Hamilton Castro para que luego, él mismo sea investigado penalmente, todo ello por el grave delito cometido (encubrimiento personal)”, se señala.

PREVARICATO

A su vez, el 14 de mayo de 2018, el mismo fiscal, Luis Alberto Germaná Matta, concede otro recurso de apelación a Yeni Vilcatoma, pero esta vez por la denuncia del presunto delito de prevaricato de parte del mismo Hamilton Castro. Ello se puede constatar en la resolución Nº 989-2018 del citado órgano de control.
De acuerdo a la argumentación de Vilcatoma, al expedir la disposición fiscal Nº 18 a través de la cual Castro Trigoso decidió “excluir unilateralmente” de la investigación preparatoria por los delitos de tráfico de influencias y colusión a Jorge Simoes Barata, ex presidente de la empresa Odebrecht en el Perú, terminó incurriendo en este delito.
“Si Hamilton Castro consideraba que se habría incluido indebidamente a Simoes Barata como investigado de los delitos de tráfico de influencias y colusión en base a sus propias declaraciones prestadas como colaborador eficaz, debió peticionar ante el órgano jurisdiccional su exclusión de la investigación preparatoria a efectos que este se pronuncie sobre el mismo, emitiendo la decisión judicial que corresponda”, señala.
Esto, bajo el entendido de que durante el proceso de colaboración eficaz, las declaraciones del delator no pueden ser usadas en su contra, temperamento que es más que conocido a raíz de la firma reciente de retomar el acuerdo con Brasil y Odebrecht anunciado por Rafael Vela y su equipo.

26 de diciembre de 2016

En esa fecha el entonces fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, formó el Equipo Especial de Fiscales del Caso Lava Jato a cargo de Hamilton Castro. Ante los pocos logros en los casos de corrupción de funcionarios, el 27 de julio se dio por concluida dicha designación.

PROCESO DISCIPLINARIO

El órgano de control interno de la Fiscalía también le ha abierto proceso disciplinario al fiscal de lavado de activos, José Domingo Pérez, quien en una entrevista televisiva del pasado 2 de agosto sostuvo que el Fiscal de la Nación Pedro Chávarry “no era el más idóneo” para el cargo.

No quiso ni quiere dar información

Como antecedente debemos recordar que EXPRESO supo que después de la elección de Pedro Chávarry como Fiscal de la nación, que tuvo lugar el 7 de junio de este año, en una Junta de Fiscales Supremos posterior –ante los magistrados Pedro Chávarry, Zoraida Ávalos, Tomás Gálvez Villegas, Víctor Rodríguez Monteza y Pablo Sánchez–, con presencia del Hamilton Castro, entonces titular del grupo Lava Jato en el Ministerio Público, Chávarry le solicitó la información del caso Lava Jato.
“No la puedo dar”, fue la respuesta de Hamilton Castro, ante la mirada estupefacta de los presentes porque en esta entidad del sistema de justicia, a diferencia del Poder Judicial, donde un juez superior no puede mandar sobre uno inferior, sobre todo en el contenido de las sentencias, por discrecionalidad y motivaciones hasta subjetivas, eso no sucede en la Fiscalía no solo por su carácter corporativo y rígido, sino porque los fiscales supremos intervienen en el diseño de políticas en materia de la persecución del delito y mandan sobre los subalternos.
Ante la insistencia de Chávarry y la persistencia de las negativas de Castro, quien intercedió para un cuarto intermedio de la reunión fue Pablo Sánchez Velarde, en su calidad aún de titular de dicha institución, instando a Chávarry para que tome con calma esa negativa a la entrega de información del sonado caso con argumentos que no vienen al caso detallar.
Desde ese momento, pasando por la juramentación del nuevo fiscal el 20 de julio, hasta hoy, Hamilton Castro, no obstante que ha sido reemplazado en el mando del caso Lava Jato por el fiscal Rafael Vela Barba, aún no ha entregado la información del caso Lava Jato con argumentos de los más inverosímiles.

(MARÍA TERESA GARCÍA)








Top
Nueva ley de partidos políticos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco

Nueva ley de partidos políticos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco