SE CONFABULARON CON CONSTRUCTORA CARIOCA

Fiscales dejaron huir a Jorge Barata

Katherine Ampuero dice que hasta hoy, de los 35 casos, salvo dos denuncias, el resto está en investigación preliminar.

Fiscales dejaron huir a Jorge Barata
  • Fecha Sábado 28 de Diciembre del 2019
  • Fecha 6:00 am

Si bien es cierto que el escándalo de corrupción más grande del Perú, el caso Lava Jato, se hizo mundialmente conocido hace tres años, no era del todo una novedad los cuestionamientos hacia la constructora Odebrecht en nuestro país. Incluso el 7 de abril del 2008, mucho de lo que hoy se informa sobre la Interoceánica Sur, ya se denunciaba en EXPRESO.

Este medio fue el primero en revelar irregularidades, por las que hubo fuertes roces con funcionarios de Odebrecht y el entonces exministro de Economía, Pedro Pablo Kuczynski, ligado a dicha empresa. Ellos usaron diferentes tretas para evitar que se siga destapando la cuestionada licitación de las carreteras.

Pero el caso con el rótulo de Lava Jato estalló en Brasil en 2014, y al año siguiente el escándalo ya fue mayúsculo. Sin embargo, el 21 de diciembre de 2016 obtuvo resonancia mundial cuando el Departamento de Justicia de EE.UU. reveló que la constructora de Marcelo Odebrecht sobornó, para obtener licitaciones de obras públicas, aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos a gobiernos de 12 países, en su mayoría de América Latina.

Odebrecht señaló que había entregado 29 millones de dólares a funcionarios con altos cargos en Perú, entre 2005 y 2014, durante las presidencias de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Poco después, la Fiscalía peruana formó el equipo especial Lava Jato para empezar con las investigaciones.

En el caso peruano, la figura clave para obtener más información era el exsuperintendente de la oficina de Odebrecht en Lima, Jorge Barata, quien, junto a otros exdirectivos de la empresa, firmó el 15 de febrero de este año un acuerdo de colaboración eficaz con la Fiscalía y la Procuraduría peruana que permitiría –según el texto del documento– la entrega de pruebas y testimonios de los delitos cometidos en el Perú.

LO DEJARON IR

Craso error, según el ex vicepresidente de la comisión Lava Jato del Congreso, Jorge Castro. “No debemos olvidar que entre el 20 y 22 de noviembre del 2016, descubierto el caso Lava Jato en Estados Unidos y preso Marcelo Odebrecht, Jorge Barata ya tenía la orden de impedimento de salida del país. Lamentablemente, el Ministerio Público (MP) no continuó en esta tarea, por complicidad, por negligencia o por desconocimiento total de las cosas” dijo.

Es más, dejaron escapar al principal implicado, añade, lo que equivale a liberar al ladrón que robaba en tu propia casa, habiendo sido capturado in fraganti.

Castro incluso recordó que por esa razón la comisión Lava Jato del Congreso empezó a sospechar de los funcionarios de la Fiscalía. “¿Por qué lo soltaron a Jorge Barata? Si él era el que sabía lo principal del caso en el Perú. Es como atrapar al ladrón robando en una casa y dejarlo ir. Nadie hace eso. Querían tenerlo fuera porque había algo oscuro que no se quería que se revelara”, apuntó.

Y ese es también el motivo principal por el cual el Ministerio Público (MP) no ha podido avanzar en las investigaciones del caso Odebrecht porque desde el inicio se permitió la salida del citado Barata y con ello se instaló “una dependencia de las afirmaciones” de este ejecutivo respecto a las indagaciones de la fiscalía.

A inicios del 2017 no solo se le dejó ir a Barata, reiteró, absolviéndole de todas sus responsabilidades, sino que además permitieron que venda sus propiedades que tenía embargadas y esto se dio “o por una mala decisión del MP o por una complicidad de estos con los directivos de Odebrecht”.

El exlegislador refirió que desde ese momento Odebrecht empezó a dictar las directivas al MP para sus indagaciones. “Es evidente que esa fue una coordinación para que Barata salga del país y se allane a una colaboración eficaz que mejor le convenía a Odebrecht y a quienes lo ayudaron”, dijo.

Es en esas circunstancias en que se firma el acuerdo de colaboración eficaz, en el que la transnacional del delito se comprometió a pagar alrededor de 180 millones de dólares al Estado peruano o su equivalente a 610 millones de soles en cómodas cuotas en 15 años.

Así las cosas, es muy probable que nunca sepamos la verdad de lo que ocurrió en este caso de megacorrupción internacional. “Esto porque nos estamos confiando en los dichos de Barata, no en la investigación que ha debido realizar el Ministerio Público”, continúo el excongresista de izquierda.

No hay ninguna investigación que sea independiente de la Fiscalía, agregó; no hay elementos que nazcan de ellos, más allá de los aportes y dichos de los colaboradores eficaces, sostuvo.

CONGRESO INVESTIGÓ

Si no fuera por lo que se investigó desde el Parlamento no se hubieran conocido aspectos como el pre acuerdo de la Fiscalía, la Procuraduría y Odebrecht para iniciar la colaboración eficaz. Tampoco acerca de la suspensión del congelamiento de las cuentas bancarias de la constructora y que la Sunat no había contabilizado los estados financieros de esta empresa. Eso nos hacía pensar que había una actuación poco clara de la Fiscalía hasta ese momento, sostiene Jorge Castro.

KATHERINE AMPUERO

A pesar del tiempo y los avances del caso, las mentiras de la constructora se hicieron evidentes, según otros expertos consultados por este diario.

Y es que las indagaciones han demostrado que el pago por coimas que entregó Odebrecht para adjudicarse licitaciones públicas fue muy superior a los 29 millones de dólares inicialmente aceptados y que solo 2, de los más de 35 casos ligados al caso Lava Jato que indaga el Equipo Especial del Ministerio Público, han llegado a la etapa intermedia de la acusación fiscal.

Así lo precisó la ex procuradora ad hoc del Odebrecht, Katherine Ampuero, y a la luz de las investigaciones en sede nacional “nos damos cuenta de que la cifra quedó bastante corta, esto porque estamos hablando actualmente de 53 millones de dólares en pago de coimas”, apuntó.

Ampuero refirió que la realidad demuestra que la constructora brasileña “no tenía la intención de entregar la información completa”, pero que con las indagaciones se podrá demostrar que esa cifra es muy inferior con respecto a los beneficios que obtuvieron con la obtención de licitaciones públicas.

La ex procuradora agregó que a mediados del año 2017 eran un aproximado de 22 investigaciones referidas al caso Lava Jato y que en ese momento cerca del 80% de estas se encontraban en investigación preliminar.

“A la fecha se han abierto más indagaciones, aproximadamente son ahora 35 en total, pero definitivamente más del 50% siguen en situación de investigaciones preliminares. De todas estas relacionadas a Lava Jato, solo dos tienen acusación”, dijo.

Se trata del caso de la Línea del Metro de Lima vinculada al gobierno del extinto presidente de la Republica, Alan García, y el caso de lavado de activos por aporte de campaña del ex jefe de Estado, Ollanta Humala, y la ex primera dama Nadine Heredia.

Para Ampuero existe un “retraso notorio” en los casos específicos de IIRSA Sur, donde está implicado el exmandatario Alejandro Toledo, la obra de la Costa Verde en la que está investigado el ex gobernador regional Félix Moreno y la obra de la Vía Evitamiento del Cusco, en la que es indagado el ex gobernador nacionalista Jorge Acurio Tito.

“En todos estos casos ya deberíamos tener una acusación fiscal formal porque ya llegaron a los tres años. Estas investigaciones se formalizaron a raíz de la colaboración eficaz. Sin embargo de estos casos solo tenemos uno en acusación, que es la Línea 1 del Metro”, anotó.

ÚNICO LOGRO

El único logro importante del caso Odebrecht en el Perú llegó no por lado del Equipo Especial, liderado por Rafael Vela, sino que se obtuvo a través de un juzgado provincial de Áncash que condenó a ocho años y tres meses de prisión efectiva al exgobernador de Áncash, César Álvarez, correspondiente al caso ‘Carretera Chacas-San Luis’.

Así lo indicó el exintegrante de la Comisión Lava Jato del Congreso, Víctor Andrés García Belaunde, tras recordar que ya pasaron tres años -desde que el Departamento de Justicia de Estados Unidos sacara a luz el sistema de corrupción que implantó Odebrecht en el Perú-, pero que hasta la fecha no se han mostrado resultados favorables para el país.

“La única acusación importante ha sido la de la carretera a Chacas en la cual un juez [Nayko Coronado] y un fiscal [Elmer Chirre] de Áncash tomaron decisiones importantes y obligaron a Odebrecht pagar 60 millones de soles y logró una condena al expresidente de la región Ancash. Mas el resto no funciona y eso me preocupa porque parte del tema de la impunidad es la desidia”, apuntó.

García Belaunde explicó que si las indagaciones del Equipo Especial no avanzaron en estos tres años se debe a que han dependido de manera casi exclusiva de la colaboración eficaz que ofreció Odebrecht pero que ha provocado grandes beneficios a los brasileños en desmedro de los intereses del Estado Peruano.

“Esto significa que la fiscalía no investiga y lo que quiere es establecer acuerdos con colaboradores eficaces de entregarles todo beneficio a cambio de una información que ellos no pueden obtener. La investigación la reemplazan por colaboraciones que nos cuesta mucho al Estado”, opinó.

El ex parlamentario recordó que Odebrecht sigue operando en el Perú, no ha recibido ninguna multa, ha fijado una reparación civil de solo 610 millones de soles y como colofón ha enjuiciado al Perú en los tribunales internacionales pidiendo cerca de US$ 2 mil millones de indemnización por el Gasoducto Sur Peruano (GSP).

“No se han intervenido sus negocios, no se conocen sus balances y no han sido embargados sus negocios, y solo han aceptado corrupción en 4 obras, cuando ha ejecutado más de 40 y todas están en la misma condición, y lo peor es que los embargos que se aplicaron fueron levantados. Yo creo que las cosas estaban mejor con los fiscales anteriores y hemos perdido tres años preciosos que serán difíciles de recuperar”, finalizó.

RETOS DE LA FISCALÍA 

El gran reto de la Fiscalía sería que en los cuatro casos que forman parte de la colaboración eficaz se formulen las acusaciones fiscales para que el año 2020 se pase al juicio oral y se emitan las primeras sentencias al caso Lava Jato, opina Katherine Ampuero.

¿CAJA 2 ES LEGAL?

Después de haber recibido Odebrecht el pago de S/ 524 millones producto del saldo de la venta de la hidroeléctrica de Chaglla, Jorge Barata dio a entender que ya había declarado todo y, al alimón, Marcelo Odebrecht dijo que la plata de la Caja 2 era legal.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Prima de Nadine blindó a Odebrecht

Prima de Nadine blindó a Odebrecht