NEUTRALIDAD. PLANTEAN NO INVOLUCRAR A INSTITUTOS CASTRENSES

Fuerzas Armadas no obedecerían a un Vizcarra golpista

En el Ejército y la Marina aseguran que respetarán el orden constitucional y no tienen la obligación de apoyar una medida que puede implicar procesos judiciales.

  • Fecha Sábado 7 de Septiembre del 2019
  • Fecha 6:00 am



Por José Carmen Morán

La posibilidad de que el Poder Ejecutivo cierre el Congreso de la República, en caso presente una eventual cuestión de confianza al Parlamento, y esta sea rechazada, se va quedando sin respaldo ya no solo constitucional sino sin el apoyo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Diferentes generales en retiro del Ejército, así como almirantes de la Marina de Guerra en situación de retiro, señalaron a EXPRESO que de presentarse este desenlace de la crisis, las Fuerzas Armadas no tienen la obligación de responder ante una posible orden del Gobierno para cerrar el Poder Legislativo.

Por el contrario, al tratarse de una situación que tiene más vicios de inconstitucionalidad, los miembros de las fuerzas del orden tendrían toda la potestad de no cumplir dicha petición.

LA CRISIS POLÍTICA

Como se recuerda, el pasado 28 de julio, el presidente de la República, Martín Vizcarra, anunció que presentaría un proyecto de reforma constitucional para adelantar las elecciones generales al año 2020, con el objetivo de solucionar “la crisis política”, no obstante, su propuesta fue entregada recién el 31 de julio.

Luego de la presentación de propuesta en mención, los cuestionamientos y críticas entre el Legislativo y Ejecutivo no han cesado; además la norma generó un debate nacional en el que un gran número de constitucionalistas señalaron que lo propuesto por el Gobierno vulneraba la Carta Magna, mientras que un grupo más reducido de especialistas respaldaron la propuesta de Vizcarra. Dentro de ese debate, surgió la posibilidad de que el Ejecutivo plantee una cuestión de confianza para garantizar la aprobación de su proyecto.

Una posición señala que el mandatario no puede observar reformas a la Carta Magna, no obstante, el grupo que defiende a Vizcarra señala que sí se podría plantear, ya que se cuenta con los antecedentes de las cuestiones de confianza otorgadas a César Villanueva y Salvador del Solar, también por reformas políticas. Cabe precisar que la Constitución señala que cuando el Parlamento rechaza dos cuestiones de confianza, el presiden te está facultado a cerrar el Congreso.

La primera vez que se rechazó la cuestión de confianza, fue cuando se le rechazó al gabinete de Fernando Zavala, quien la planteó para salvar a la entonces ministra de Educación, Marilú Martens. Si bien esto fue cuando Pedro Pablo Kuczynski todavía era jefe de Estado, se ha señalado que eso aplica para la gestión de Vizcarra.

Es en este marco que el mismo presidente de la República, como el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, han señalado en más de una oportunidad que “harán lo que les permita la Constitución”, esto en referencia a utilizar la cuestión de confianza, a pesar de que hay más opiniones que le indican que no pueden recurrir a esa figura jurídica. Sin embargo, surge la pregunta sobre este tema de ¿Qué pasará si se rechaza la confianza? ¿Cómo cerraría el Ejecutivo el Congreso? ¿Recurrirá a las Fuerzas Armadas? ¿Están obligadas las Fuerzas del Orden a cumplir con el pedido del Ejecutivo?

ES PROBLEMA POLÍTICO

Es en este punto que Roberto Chiabra, ex ministro de Defensa y general (r) del Ejército; Jorge Montoya, almirante (r) de la Marina de Guerra y ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas; Francisco Vargas Vaca, general en retiro y miembro de Asociación de Oficiales Generales y Almirantes del Perú (Adogen), enfatizaron que las Fuerzas del Orden no tienen la obligación de respaldarlo.

Roberto Chiabra señaló que de llegar a ocurrir esta situación y el mandatario adquiriera las facultades para intentar el cierre del Congreso, a pesar de los cuestionamientos y dudas constitucionales que existen, será el mismo Vizcarra quien deberá analizar bajo qué medidas podría cerrar el Parlamento, ya que las FF.AA. no están obligadas a responder a una orden que puede vulnerar la Carta Magna.

“Nuevamente se busca poner a las Fuerzas Armadas en ser la institución que determine la balanza. Pero es una situación que no tiene que involucrar a las Fuerzas Armadas, estas tienen que mantener una neutralidad, la cual se mantiene desde hace muchos años. Es un problema político, y si intervienen, se meten en problemas, porque siempre nos quieren imputar toda la responsabilidad. La inestabilidad política la deben asumir quienes están en el Ejecutivo y en el Congreso”, señaló.

SON DEL ESTADO

Chiabra dejó en claro que tanto el Ejército, como la Marina y la Fuerza Aérea son de pertenencia del Estado, y no del gobierno de turno, además, están obligados a respetar la Constitución, y en este caso, apoyar un cierre del Legislativo sería inconstitucional.

“Las Fuerzas Armadas no son del gobierno de turno, son del Estado, y le deben subordinación no al poder político, sino al Poder Constitucional, y eso lo dice la misma Constitución (…) Las Fuerzas del Orden no deben participar de ninguna posición que involucra esta situación, esto es una decisión política”, manifestó.

Igual posición tuvo Francisco Vargas Vaca, quien reforzó lo señalado sobre que las FF.AA. no son de pertenencia de quien se encuentra en el poder, por el contrario, pertenecen al Estado, y no se puede recurrir a estas instituciones ante un eventual ahondamiento de la crisis y el cierre del Parlamento.

“[Las Fuerzas Armadas] no están obligadas a participar, son instituciones del Estado peruano, se sujetan a la Constitución y a las leyes, no son de pertenencia de un gobierno del momento. En ese sentido, se debe cumplir con lo que dice la Carta Magna, y no se puede cerrar el Congreso de esa forma tan arbitraria. Hay opiniones encontradas, pero no se trata de una opinión, sino de lo que debe hacerse, y lo que debe pasar es que el Ejecutivo busque el bien común de la población”, aseveró.

Ante la posibilidad de que exista un golpe de Estado, debido a la posibilidad de que dentro del Ejército se nombre a militares cercanos al Presidente, como ocurrió en el gobierno de Ollanta Humala, Vargas aseguró que esos son solo rumores, y enfatizó que los procesos de ascenso son ahora más transparentes. “Siempre en los procesos de ascenso, hay ese tipo de rumores, eso no es nada nuevo, pueden estar diciendo que van ascender a personal de Moquegua o amigos del Ejecutivo. Pero son varios meses de evaluación para los ascensos, por eso surgen estos rumores”, aseguró.

“LEGULEYADA”

Una posición más firme mostró el almirante Jorge Montoya, quien enfatizó que ninguna de estas instituciones participarán de un eventual cierre del Congreso, esto porque es una medi
da inconstitucional.

“Las Fuerzas Armadas son respetuosas de la Constitución, y se movilizan por lo que les permite hacer la Carta Magna. Su principal tarea es garantizar la soberanía y seguridad territorial y la secundaria es contribuir al orden interno, cuando se dan los decretos que correspondan. Las Fuerzas del Orden no pueden participar de un cierre del Congreso, porque son decisiones políticas”, manifestó.

Además, calificó los argumentos presentados por los constitucionalistas que respaldaron la propuesta el Ejecutivo como una “leguleyada”, la cual no debe influir en el verdadero objetivo de las instituciones militares.

“Las leguleyadas de los asesores del presidente no juegan cuando se trata de la seguridad nacional ni la estabilidad social, las Fuerzas Armadas no van a participar en ningún cierre del Congreso, porque no es un cierre constitucional, ni lo es ninguna de las cosas que se han presentado. Eso que lo sepa la ciudadanía, estas instituciones no van a participar, el gobierno tendrá que ver cómo cumple su deseo. Ni las Fuerzas Armadas ni la Policía Nacional tienen vela en este entierro”, afirmó.

1992 NO ES ANTECEDENTE

Montoya, Chiabra y Vargas Vaca también descartaron que la situación actual sea similar al autogolpe que realizó el expresidente Alberto Fujimori en 1992, en donde sí intervinieron los efectivos del Orden, y enfatizó que este hecho ya fue superado y quedó en el pasado. “Las situaciones y el contexto son totalmente diferentes. En ese momento teníamos otra Constitución, que era la de 1979, y en esa sí se hablaba de la participación de las Fuerzas Armadas, nos comprometía de alguna manera. Pero no se compara en nada a lo que tenemos hoy”, aseguró Montoya.

TAMBIÉN BARRANTES

“Las FF.AA., y sobre todo el Ejército, saben que no pueden dar un golpe de Estado, porque de inmediato se nos aplicaría la carta de la OEA y el Perú se convertiría en un paria”, indicó al general (r) Wilson Barrantes, aunque su posición es contraria al actual modelo económico.

 

ADVERTENCIA. LUIS GIAMPIETRI HABLA CLARO

Militares partícipes terminarían presos

“Quien se lance a la piscina, no va encontrar agua”, enfatizó el ex FOES.

El almirante de la Marina de Guerra y ex vicepresidente, Luis Giampietri, explicó que de producirse una crisis política de mayor magnitud, los miembros de las Fuerzas Armadas no deben y no están obligadas a respaldar las acciones del Ejecutivo, y remarcó que si alguien opta por respaldar esta asonada, afrontará procesos judiciales que podrían durar años, como ocurrió con quienes apoyaron el autogolpe de Alberto Fujimori.

“Hasta ahora, hay juicio contra los oficiales que apoyaron a Alberto Fujimori, todavía siguen enjuiciados. Si alguno de los oficiales de la Fuerza Armada quiere cargar con un juicio por unos 10 o 15 años, pues que lo apoye [a Martín Vizcarra]. La obligación de las Fuerzas Armadas no es defender a los presidentes, es defender la Constitución. Quien se lance a la piscina, no va encontrar agua”, enfatizó. Asimismo, Giampietri explicó que desde el Ejecutivo se puede dar cualquier tipo de orden, no obstante, estas son cumplidas siempre y cuando sean de acuerdo a ley.

“Las órdenes se cumplen cuando son coherentes, y el actual ministro de Defensa es Marino, en ese sentido, él sabe que la Marina siempre ha sido defensora de la democracia, en toda su historia, desde antes de la guerra con Chile. Personalmente, no creo que las Fuerzas Armadas se incorporen a un intento de golpe del presidente, porque esto en verdad es un golpe. En ningún escenario veo a las Fuerzas del Orden forzando la salida de un Congreso, creo que alguien está confundido sobre el rol de estas instituciones”, expresó

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook Twitter.








Top
Heresi dice que Galarreta tiene responsabilidad política por nombramientos irregulares

Heresi dice que Galarreta tiene responsabilidad política por nombramientos irregulares