DENUNCIA LUIS GONZALEZ POSADA

Hay una conspiración internacional en curso

Excanciller señala que lo ideal sería empezar a combatir estos brotes radicales de forma unitaria en la OEA.

Hay una conspiración internacional en curso
  • Fecha Miércoles 23 de Octubre del 2019
  • Fecha 6:00 am

Un fantasma recorre América Latina. Para unos es el fantasma del chavismo, que usa el golpismo de las masas para imponerse desde el río Bravo de México hasta la Patagonia. Para otros es una inconformidad de las nuevas generaciones con la distribución de la riqueza, más aún en naciones relativamente prósperas como Chile.

Las masas golpistas fueron vistas en toda su dimensión en Ecuador, que por poco derriban al presidente de dicho país, Lenín Moreno, a raíz del alzas de los combustibles y otras medidas que tenía que tomar ante una economía de crisis embalsada por su antecesor Rafael Correa.

En Chile otro es el escenario. Ante la revuelta de los estudiantes y las clases medias movilizadas contra al alza de pasajes en el Metro de Santiago, la esposa del presidente Sebastián Piñera, Cecilia Morel, tal vez es la que mejor grafica la realidad de su país

En un mensaje WhatsApp filtrado a una amiga suya le recomienda mantener la calma cuando la capital chilena y de otras ciudades ya estaban en llamas. Es un pedido porque ella “supo que la estrategia es romper toda la cadena de abastecimiento, de alimentos, incluso en algunas zonas el agua, las farmacias, intentaron quemar un hospital e intentaron tomarse el aeropuerto, o sea, estamos absolutamente sobrepasados”, comentó.

Pero luego viene la aceptación de una realidad que vive ese milagro chileno que no era tanto, menos un referente a tomarlo en toda su dimensión. ¿Qué dice la esposa de Sebastián Piñera? “Vamos a tener que disminuir nuestros privilegios y compartir con los demás”.

En Bolivia la situación es otra. Es el agotamiento del modelo chavista que llevó, con cierto éxito, Evo Morales, quien con tal de mantenerse recurrió primero al fraude normativo del último proceso electoral, con instituciones absolutamente dominadas por el mandatario altiplánico, recurriendo finalmente al fraude, como ha señalado la oposición encabezada en las elecciones del domingo por el candidato César Mesa.

Por eso es que apenas terminaron las elecciones se produjeron violentas protestas en las nueve capitales del país por cuestionamientos al recuento electoral, con anuncios de paros y movilizaciones, poniendo al rojo vivo al país altiplánico y despertando la preocupación de todo Latinoamérica, de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sin hablar de lo que sucede en otros países, como México y el mismo Perú, donde un golpe de Estado contra el Congreso ha instalado a la izquierda en el poder, la lectura de que hay un proceso de desestabilización en la región “con injerencia venezolana-cubana” se abre paso con las opiniones del político argentino Miguel Ángel Pichetto.

Él es quien ha afirmado que “la dictadura militar en Venezuela, en sociedad con Cuba, está avanzando en otros países de Latinoamérica”.
Pichetto fundamentó su opinión en los dichos de Diosdado Cabello, el número dos del régimen de Nicolás Maduro, quien declaró estar contento por “la brisa bolivariana que recorre la región”.

“Lo que está pasando en Chile, el motivo [el alza de pasajes] es algo muy nimio, sin embargo ha derivado en desórdenes de envergadura”, advirtió, dando a entender que ese mismo chavismo podría entronizarse una vez más en Argentina, en la elecciones del domingo próximo.

Valga esta amplia introducción para recoger las opiniones autorizadas en nuestro medio.

GONZALEZ POSADA

Tanto es así que el excanciller Luis Gonzales Posada advirtió que existe una conspiración internacional, aparentemente desde el gobierno venezolano, para desestabilizar la democracia en diferentes países de Sudamérica, y así establecer un régimen de una izquierda radical y chavista en las diferentes naciones que rechazan este tipo de política.

“La situación me parece grave, evidentemente se trata de una conspiración internacional. El propio gobierno venezolano ha salido a festejar el incendio en carreteras, los saqueos que han ocurrido en dos países democráticos como Chile y Ecuador, y ha amenazado que el huracán bolivariano se va a trasladar a otras naciones del continente”, dijo.

“Y no necesitamos ser muy suspicaces para decir que hay un fuerte apoyo de ese grupo llamado el socialismo del siglo 21 para impulsar golpes de masas, revueltas, disturbios, en países que son declaradamente democráticos y opositores al chavismo. Eso es un hecho concreto, la declaración de Nicolás Maduro simplemente es el ADN de lo que estoy señalando”, agregó.

Frente a esta situación, Gonzales Posada consideró importante que se reúna el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), para así poder demostrar la unidad de los países que no comparten las ideas chavistas, y hacer frente a esa política que, según el excongresista, estaría intentando infiltrarse en todo el continente.

“Hay que convocar de emergencia a un Consejo Permanente, para escuchar a las autoridades de Chile, Colombia, Ecuador y todo país que está siendo perturbado por turbas que tienen una orientación radical. Hay que poner mucho ojo al tema, para eso son los organismos internacionales, no para sacar comunicaciones por escrito; hay que reunirse, convocar, porque es importante hacerlo”, dijo.

¿INOPERANCIA?

“El no hacerlo es una señal de debilidad diplomática y absoluta inoperancia ante un problema que se está presentando. Hay que responder con unidad todas las naciones democráticas, no retroceder, poner al descubierto a los responsables o azuzadores de estos actos de violencia, no temerles y poner la cara, no solo los políticos, los sindicatos, los empresarios, hay que defender el Estado de derecho, la democracia”, agregó.

Además, el también expresidente del Congreso indicó que este tipo de “brisas bolivarianas” y movimientos radicales que han ocurrido en Ecuador y Chile, ya han tenido lugar en el Perú, aunque en menor medida, por lo que consideró importante estar atentos para evitar que dicha corriente continúe ganando terreno y control sobre el país.

“En el Perú ha habido brotes que todos hemos visto, en las mineras, en Las Bambas, inclusive con incendio de casetas, ataques a las obras públicas, y acá en el Congreso en actos de violencia contra parlamentarios, con los que podemos discrepar, pero no agredirlos. Esos son los brotes, las primeras señales de lo que podría ocurrir, y que tenemos que combatir con toda firmeza. Nadie puede respaldar acciones de carácter ilegal. Que hay brotes, los hay, pero debemos pararlos”, enfatizó.

Sobre este último punto, el exparlamentario detalló que en el país se está permitiendo una política de odio, la cual podría terminar generando una división total entre peruanos, por lo que recomendó al Gobierno buscar medidas de diálogo que eviten que se incremente esta situación de cara a las elecciones congresales del próximo año.

“A mí me preocupa básicamente en el Perú, que se está cimentando el odio, el insulto, el agravio, entre grupos políticos. Eso va afectando a los ciudadanos y dañando las relaciones entre peruanos.

La primera responsabilidad que tiene el Gobierno es gobernar para todos los peruanos, sin excepción”, sostuvo.

“En estos cuatro meses no solo deben preocuparse de las obras, ya que nadie les impide hacer, sino en llamar a los partidos políticos, a las personas representativas, para afrontar juntos un proceso electoral que no puede terminar en actos de violencia entre peruanos. Eso debe hacer un gobierno serio y responsable”, manifestó.

RECLAMOS EN CHILE

•Tiene uno de los sistemas educativos más caros del mundo.

•El servicio de agua es privado.

•El sistema de pensiones es privado y está totalmente en crisis.

•Los salarios son bajos.

•Hay problemas en el sistema de salud, que en ese país es mixto.

•Hay gran dificultad para acceso a viviendas.

GEOPOLÍTICA

Hay mucho interés geopolítico en mantener a Evo Morales en el poder en Bolivia: el litio altiplánico donde están los chinos; el tren interoceánico que compromete el presidente Martín Vizcarra, así como el tema del gas boliviano para el sur peruano.

REPUDIO AL CHAVISMO

El agotamiento del chavismo en Bolivia se expresa en que manifestantes opositores al Gobierno de Evo Morales derribaron ayer la estatua del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez en la ciudad de Riberalta, en la Amazonía boliviana.

POR: JOSÉ M. CARMEN MORÁN

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Fiscalía es un caos por caso Odebrecht

Fiscalía es un caos por caso Odebrecht